Deportes 9 de julio 2008 - 16:00hs

Ante nuevo reto la Federación Internacional de Voleibol

SAN JUAN (AP). El futuro de la Federación Internacional de Voleibol (FIVB) tras la renuncia del mexicano Rubén Acosta a la presidencia presenta grandes retos y requerirá mucho esfuerzo para encontrar otro lí­der con caracterí­sticas similares, opinó el vicepresidente del organismo Cristóbal Marte.

El dirigente dominicano aseguró a la AP que el trabajo de Acosta en la FIVB cambió por completo el deporte del voleibol.

"Es un gran reto lo que tenemos por delante. Antes el voleibol era un deporte relativamente amateur... recreativo, sin ningún impacto a nivel mundial, pero tan pronto el doctor Acosta asumió el mandato en 1984 convirtió al voleibol en uno de los deportes más practicados en el mundo", expresó Marte.

Acosta cambió reglas del deporte con el fin de acortar los tiempos de los partidos y creó una liga mundial para los equipos internacionales.

También impulsó la difusión del voleibol de playa, que se volvió parte del programa oficial de los Juegos Olí­mpicos en 1996.

El mexicano fue reelecto a viva voz y de forma unánime en octubre de 2006 para un nuevo término de cuatro años, pero decidió renunciar tras 24 años en el mando. Su renuncia por razones personales se oficializó en junio en el Congreso celebrado en Dubai.

El comité ejecutivo, siguiendo el reglamento de la federación, determinó que el primer vicepresidente, el chino Wei Jizhong, asumirí­a el mando hasta el 2012. Marte, entonces segundo vicepresidente, ascendió a primer vicepresidente.

"(Acosta) convirtió también a la Federación Internacional de Voleibol en la más grande del mundo, con 220 federaciones nacionales adscritas, y una de las más fuertes en términos económicos. Eso no baja del cielo, ha sido un trabajo fuerte, arduo, de mucha dedicación y mucho empeño", agregó el también presidente de la Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe (Norceca).

Marte, miembro del Comité de Finanzas, resaltó la solidez económica de la FIVB, cuyos activos, según él, sobrepasan los 200 millones de dólares.

FUENTE: Agencia AP