Deportes 18 de agosto 2008 - 12:01hs

Argentina-Brasil más interesante que la lucha por el oro

BEIJING (AP). Háganse a un lado Michael Phelps y Usain Bolt. Llegó la hora del fútbol en los Juegos Olí­mpicos.

El choque entre Brasil y Argentina por las semifinales será más atractivo que la lucha por cualquiera de las 20 medallas de oro a ser repartidas el martes.

El estadounidense Phelps, protagonista de una gesta sin precedentes al conquistar ocho medallas de oro en la natación, y el sorprendente récord mundial que fijó el jamaiquino Bolt en los 100 metros del atletismo acapararon la atención de las primeras diez jornadas de los juegos. Pero la del martes pertenece al fútbol, por más que no entregue una presea de oro.

De hecho, el partido bien puede ser considerado una final adelantada, ya que el ganador será amplio favorito en la final ante el ganador del choque entre Bélgica y Nigeria, protagonistas de la otra semifinal.

En juego habrá algo más que la posibilidad de colgarse el oro, que para Brasil serí­a el primero de su historia en los juegos olí­mpicos. La rivalidad entre ambos es tal que el que resulte eliminado sufrirá una de esas amarguras que toma tiempo olvidar.

Especialmente si el eliminado es Brasil, pentacampeón mundial que tiene clavada la espina de no haber ganado nunca el cetro olí­mpico.

"Estos partidos con Argentina son siempre especiales", admitió el delantero brasileño Rafael Sóbis en la ví­spera del partido.

El atletismo entregará cinco medallas de oro, incluida la de los 1.500 metros masculinos, que perdieron lustre al ser eliminado Bernard Lagat, el keniano nacionalizado estadounidense. Lagat ganó los 1.500 y los 5.000 en el mundial de Osaka el año pasado, pero no se clasificó para la final.

"Di todo lo que tení­a", expresó un desolado Lagat. "Así­ es la vida, no voy a ponerme a llorar".

También habrá finales en el salto en alto y el lanzamiento de disco masculinos y en los 100 con vallas y los 400 femeninos.

Gran Bretaña ganó cuatro de las cinco medallas de oro dirimidas en el ciclismo de pista masculino y espera seguir acumulando éxitos al correrse la madison y la prueba de velocidad. También se disputará la prueba de velocidad femenina.

China podrí­a ampliar su ventaja al tope del cuadro de medallas con victorias en clavados, trampolí­n y gimnasia.

Los chinos se adjudicaron las primeras cinco finales de clavados y deberí­an llevarse una sexta con He Chong en el trampolí­n masculino. Uno de los que aspira al podio en esta prueba es el mexicano Yahel Castillo.

La gimnasia masculina, otra disciplina en la que los dueños de casa están barriendo, podrí­a darle otras dos preseas de oro a China, con Li Xiaopeng en las barras paralelas. Los chinos se han llevado cinco de las primeras seis medallas de oro la rama masculina.

La local Lin Shashnan es a su vez favorita en la barra de equilibrio entre las mujeres y dos chinos están llamados a pelear el tí­tulo del trampolí­n de la gimnasia.

Un español, Francisco Gómez, es candidato al oro en el triatlón, disciplina en la que es campeón mundial.

Cuba, mientras tanto, procurará mantener su invicto en béisbol ante Corea del Sur.

Los caribeños y Brasil, por su parte, intentarán meterse en las semifinales del vóleibol femenino, en las que con cinco victorias sin derrotas son las únicas invictas que quedan. Cuba jugará con Serbia (2-3) y Brasil con Japón (2-3).

FUENTE: Agencia AP