Deportes 14 de octubre 2009 - 14:00hs

Armstrong dice que el Tour 2010 tendrá varios candidatos

PARIS (AP). Con el retorno de los caminos adoquinados y tres agotadoras escaladas previstas para el Tour de Francia 2010, el siete veces campeón Lance Armstrong anticipó que la competencia del año próximo será difí­cil y abierta.

"Creo que será mucho más abierta que el año pasado porque la contrarreloj por equipos realmente eliminó a alguna gente el año pasado y no la tendremos de nuevo", opinó Armstrong el miércoles después que se anunció la ruta para el año próximo. "Mientras este año habí­a tres o cuatro tipos que podí­an ganar el Tour, esta vez se llegará a las secciones difí­ciles con diez tipos".

La inclusión de algunos de los tramos adoquinados caracterí­sticos del clásico Parí­s-Roubaix será especialmente desestabilizadora en las primeras etapas, dijo el texano de 38 años.

"Pienso que la primera semana es potencialmente complicada, con el viento y los adoquines", dijo el estadounidense que este año terminó tercero después de tres semanas de intensa rivalidad con su compañero de equipo y a la larga ganador, Alberto Contador. "Es un comienzo muy poco tradicional para un Tour. Va a ser un Tour difí­cil".

El primer tramo complicado para el pelotón sobrevendrá en la tercera etapa el 6 de julio. Los corredores recorrerán siete sectores adoquinados con una distancia total de 13,2 kilómetros (8,2 millas). La última vez que los corredores enfrentaron esa exigencia peligrosa fue en el 2004.

Los adoquines pesarán en la decisión de Armstrong acerca de qué carreras incluir en su preparación para el Tour, dijo. El Tour de Flandes y la Lieja-Bastogne-Lieja en Bélgica son candidatas, agregó.

"Creo que uno tiene que planear su temporada según lo que vea aquí­, también", dijo Armstrong.

La decisión de los organizadores de incluir una sola contrarreloj individual, un tramo de 51 kilómetros (32 millas) por los viñedos de Burdeos en la penúltima etapa, podrí­a obrar en favor del estadounidense.

"En base a mis contrarreloj de este año tengo que estar contento de que haya menos", dijo Armstrong, que terminó a 90 segundos de Contador en la contrarreloj del año pasado en Annecy, y a 22 segundos del español en la contrarreloj más breve en el comienzo de la carrera en Mónaco.

Armstrong, que volvió este año a competir después de un retiro de tres años y medio, dijo que los hermanos luxemburgueses Andy y Frank Schleck y el británico Bradley Wiggins, además de Contador, son sus posibles rivales más peligrosos el año próximo.

Armstrong, que almorzó el miércoles con el presidente francés Nicolas Sarkozy, dijo que todaví­a considera si correr el Tour de California o el Giro de Italia, que se superponen en mayo.

Pero una carrera que probablemente no figurará en sus preparativos es la Milán-San Remo, la que eligió para volver a correr en Europa este año y que terminó en el puesto 125.

"Creo que tengo otra cita ese dí­a", bromeó. "Una cita con un médico o quizás con un dentista..."

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: