Deportes 23 de agosto 2009 - 16:00hs

Bekele reina en el fondo y EEUU en el 4x400

BERLIN (AP). Kenenisa Bekele es a las pruebas de fondo en pista, lo que Usain Bolt a la velocidad. Es decir, el dominador absoluto.

Con una acelaración final electrizante, el etí­ope Bekele consiguió el domingo la medalla de oro en los 5.000 metros, después de haber triunfado unos dí­as antes en los 10.000 metros.

La jornada de clausura del mundial de atletismo en Berlí­n permitió a Estados Unidos sumar tres nuevos oros, ganando con autoridad, esta vez sin la constante amenaza de Jamaica, las finales masculina y femenina del relevo 4x400.

Bekele repitió el éxito del año pasado en los Juegos Olí­mpicos de Beijing y dobló medalla de oro con sendas victorias en los 10.000 y los 5.000 metros.

En la final de los 5 kilómetros, Bekele se vio solo en cabeza durante prácticamente toda la carrera. En los últimos 100 metros, el estadounidense de origen keniano Bernard Lagat lanzó un durí­simo ataque al que Bekele resistió para hacerse con el triunfo.

El etí­ope se convierte en uno de los mejores fondistas de todos los tiempos gracias a su pleno de cuatro victorias en Beijing y Berlí­n.

"Ha sido una carrera muy dura y no la olvidaré", dijo tras convertirse en el primer etí­ope en ganar los 5.000 metros en un mundial. "Estoy muy contento. Nunca habí­a logrado dos oros en los Juegos Olí­mpicos y en los mundiales".

El equipo estadounidense consiguió liberarse de la sombra de Jamaica en este mundial y consiguió tres victorias en el último dí­a de los campeonatos.

Si el sábado Jamaica venció con autoridad en el relevo corto, Estados Unidos hizo lo propio un dí­a después en el 4x400.

El vigente campeón olí­mpico y del mundo, LaShawn Merrit, y el subcampeón Jeremy Wariner condujeron el equipo de Estados Unidos a una victoria cómoda en el relevo largo.

Algo similar ocurrió en categorí­a femenina, donde Sanya Richards y Allyson Felix se colgaron su segundo oro en Berlí­n gracias al 4x400.

"Ha sido la mejor manera de terminar el mundial", aseguró Felix.

Previamente Richards venció en los 400 metros lisos y Felix, en los 200 metros.

Finalmente, Brittney Reese completó el trí­o de oros de Estados Unidos gracias a su victoria en el salto largo con un vuelo de 7,10 metros.

Cuba cerró su participación en Berlí­n con una sexta medalla, la cuarta de plata, gracias a la segunda plaza de Guillermo Martí­nez en el lanzamiento de jabalina.

El noruego Andreas Thorkildsen se adjudicó su primer tí­tulo mundial en jabalina. Martí­nez ascendió al segundo peldaño del podio gracias a un último lanzamiento de 86,41 metros.

"La competencia fue maravillosa. El motor impulsor de este resultado fue mi hija, que hoy cumple 13 dí­as nacida", dijo el cubano.

La polémica de la jornada se produjo en la final de los 1.500 femeninos. La española Natalia Rodrí­guez fue descalificada después de ganar la carrera por protagonizar un forcejeo con la etí­ope y gran favorita Gelete Burka, quien se fue al suelo a falta de 200 metros.

Tras revisar el ví­deo, la Federación española decidió no interponer un recurso. Los jueces proclamaron vencedora Maryam Jamal, de Bahrein, que logró así­ revalidar su tí­tulo mundial.

"Estoy tranquila. He corrido bien y no he cometido ninguna falta", aseguró Rodrí­guez con los ojos vidriosas tras conocer su descalificación. "Es un poco triste lo que ha pasado".

Por último, el sudafricano Mbulaeni Mulaudzi se colgó el oro en los 800 metros.

FUENTE: Agencia AP