Deportes 19 de noviembre 2011 - 12:00hs

Comienza juicio a Contador por presunto dopaje en Tour 2010

GINEBRA (AP). Uno de los más sonados casos de dopaje en los últimos años llega a la justicia la próxima semana, y todo podrí­a girar en torno a un corte selecto de carne de res consumido hace 16 meses.

La pregunta latente es si el análisis del ciclista español Alberto Contador que dio positivo a la presencia del esteroide clembuterol cuando ganó el Tour de Francia en el 2010 derivó de carne de res contaminada comprada en España.

El legado del tres veces ganador del Tour y la integridad de las normas de antidopaje en el mundo estarán en la balanza durante el juicio que comienza el lunes en el Tribunal de Arbitraje Deportivo en Lausana. Dada la complejidad legal y cientí­fica del caso, el veredicto se espera para enero.

El nutrido y bien pagado equipo legal de Contador argumentará que su cliente debe ser exonerado porque no cometió infracción alguna al comer un corte de carne que fue engordada ilegalmente con la sustancia prohibida en su nativa España o fue importada con ese elemento.

La Unión Ciclista Internacional (UCI) y la Agencia Mundial Antidopaje (WADA por sus siglas en inglés) intentarán demostrar en cuatro dí­as de audiencias que el solomillo de ternera contaminado que Contador asegura haber comido es nada más que una cortina de humo.

Las dos organizaciones alegarán que la contaminación es la explicación menos probable de por qué Contador tení­a un cantidad minúscula del agente anabólico en la orina. Afirmarán que una transfusión sanguí­nea ilegal reintrodujo la sustancia en su cuerpo el 20 y 21 de julio del 2010, cuando estaba a cuatro etapas de la victoria en Parí­s.

De ser encontrado culpable, Contador serí­a suspendido dos años y le retirarí­an los tí­tulos del Tour 2010 y del Giro de Italia 2011.

Contador ha dicho que espera tranquilo su comparecencia en la corte: este mes, se casó con su novia de mucho tiempo Macarena Pescado y fueron de luna de miel al Caribe y a Roma.

El ciclista de 28 años fue exonerado en febrero por un tribunal de la federación del ciclismo español y tiene de su lado a la opinión pública en su paí­s, donde es un gran í­dolo deportivo.

Si Contador vuelve a ganar, el fallo podrí­a obligar a reformular el Código Mundial Antidopaje, que es la base para combatir el consumo de sustancias prohibidas en el deporte.

Howard Jacobs, un prominente abogado estadounidense experto en deportes, considera que la evidencia es el eje del caso.

"Contador sobrellevará la carga de probar sus dichos", dijo Jacobs a The Associated Press. "Tiene que probar de dónde vino el clembuterol. Así­ lo dice el código".

La WADA va a presentar como testigo en la audiencia al carnicero que le vendió la carne a un amigo de Contador, según medios españoles de información.

También declararán ex compañeros de equipo del español que comieron la carne de la polémica, pero no fueron sometidos a controles antidopaje en el Tour.

"Alberto es amigo y me pidió testificar, así­ que estaré allí­ y daré mi versión de lo que pasó", explicó el competidor italiano Paolo Tiralongo por teléfono a la AP. "Alberto nos dijo esa tarde que su amigo vení­a con (la carne)", dijo y agregó que un cocinero del equipo Astana preparó la comida.

Contador podrí­a presentar evidencia el martes y también ser careado.

La WADA y la UCI apelaron la absolución dictada por la federación española en marzo y su posición parecí­a tener respaldo en la ley deportiva.

Pero el caso se ha complicado desde que el argumento de carne contaminada favoreció a otros deportistas que dieron positivo tras competir en paí­ses donde muchos productores dan clembuterol al ganado.

La WADA aceptó esa versión el mes pasado cuando se desistió de una apelación en el caso de cinco futbolistas de la selección mexicana que dieron positivo antes de la Copa de Oro de la CONCACAF. La agencia prácticamente no tuvo alternativa, luego que la FIFA demostró que al menos 100 jugadores del reciente Mundial Sub17 en México también tení­an la sustancia en el cuerpo.

El gobierno mexicano prohí­be el uso de clembuterol en la ganaderí­a, pero la práctica persiste en algunas regiones del paí­s.

La baja concentración de clembuterol en los casos de futbolistas fue similar a la encontrada en la muestra de Contador _50 picogramos_ por el mismo laboratorio en Colonia, Alemania. Ese nivel también complica diferenciar entre contaminación y dopaje.

"En cuanto a las cifras, ambas hipótesis se sostienen y debe determinarse cuál es la correcta", dijo Francesco Botre, director del laboratorio Roma, avalado por la WADA, que no participa en el caso.

El abogado Jacobs, sin embargo, dice que hay una diferencia: "Sólo porque hay todos estos casos positivos en México y China, no quiere decir que él dio positivo por la misma razón en Francia".

___

Los periodistas de The Associated Press John Leicester en Parí­s, Andrew Dampf en Roma y Paul Logothetis en Madrid contribuyeron a este despacho.

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: