Deportes 30 de noviembre 2011 - 12:00hs

Davis: Argentina busca primera Ensaladera en territorio hostil

MADRID (AP). Argentina intentará conquistar el fin de semana la primera Ensaladera de Plata de su historia ante España en una final con aires de revancha.

Al equipo argentino le espera un escenario difí­cil. Casi 30.000 espectadores convertirán en una olla a presión la cancha de arcilla habilitada en el estadio Olí­mpico de La Cartuja, en la localidad andaluza de Sevilla, para seguir de viernes a domingo la gran final de la Copa Davis entre los dos indiscutibles reyes del polvo de ladrillo.

Para Argentina es su cuarta final y la segunda frente a España, que le ganó la Ensaladera contra todo pronóstico en Mar del Plata en el 2008.

Para los españoles es la octava final de su historia y podrí­a suponer su quinto tí­tulo en 11 años, confirmando al paí­s ibérico como dominador de la competición en la última década.

"Creo que son circunstancias distintas", dijo el tenista argentino David Nalbandian sobre las paralelismos con 2008. "Por ejemplo, jugar acá (España), donde poco podemos hacer nosotros que prepararnos de la mejor forma".

"Presión siempre hay, más en una final. Pero ellos son más favoritos que nosotros y tienen mayor presión", agregó.

Argentina vuelve a tener el sueño de la Davis a un solo paso, pero se ha topado con un adversario de amargo recuerdo y al que nunca ha podido doblegar en sus tres enfrentamientos anteriores.

Sin duda, el momento más difí­cil para los argentinos se vivió en la final de la Davis de hace tres años en Mar del Plata. El equipo anfitrión partí­a como indiscutible favorito al tí­tulo. Renunció a su superficie preferida, la arcilla, y eligió una pista rápida para contrarrestar el efecto de Rafael Nadal.

Pero Nadal, lesionado, no viajó a Mar del Plata y España pasó de ví­ctima a verdugo para anotarse la serie.

En Sevilla y esta vez como visitante, Argentina quiere tomarse la revancha.

El capitán Tito Vázquez cuenta con Nalbandian y Juan Martí­n del Potro, dos de los protagonistas de Mar del Plata. Además convocó a Juan Mónaco, Juan Ignacio Chela y Eduardo Schwank, como quinto hombre.

Todos ellos llegan a la serie definitiva más descansados y han dedicado la recta final de la temporada a preparar la serie al mejor de cinco partidos. Pero Argentina ha huido de toda euforia en la semana previa, entregando el papel de favorito a sus rivales españoles con la esperanza de ser ellos los que puedan dar la sorpresa en esta ocasión.

"España en polvo de ladrillo es uno de los equipos más fuertes de la historia del tenis", señaló Del Potro.

España suma 20 eliminatorias consecutivas sin perder en casa. La última vez que cayó derrotado fue en 1999, cuando perdió 3-2 ante el Brasil de Gustavo Kuerten.

El capitán Albert Costa cuenta con toda su artillerí­a. Además de Nadal, David Ferrer, Feliciano López y Fernando Verdasco tratarán de dejar el tí­tulo en casa.

Todos ellos saben lo que es ganar la Ensaladera. Nadal y Ferrer, por ejemplo, ostentan un récord inmaculado de 25-0 en eliminatorias de la Davis en polvo de ladrillo.

"Tenemos presión, sí­, pero no más que ellos", admitió Nadal. "Es verdad que Argentina en 2008 tuvo toda la presión. Evidentemente puede ser porque no ganaron nunca la copa y pusieron eso como un objetivo prioritario para toda su carrera".

Los españoles reiteraron en los últimos dí­as que los ránkings poco o nada influyen en una competición como la Davis y aseguraron que si hay un equipo capaz de derrotarles en arcilla, ése es Argentina.

Nadal y Ferrer reconocieron el cansancio de una temporada agotadora. Los dos vienen de disputar la Copa Masters en Londres la semana pasada, pero se espera que ambos disputen los individuales del viernes.

"Hay que hacer el último esfuerzo, en el último torneo. Es importantí­simo y siempre intentas dar el máximo", afirmó Ferrer.

"Es una competición especial. Ganar es el objetivo", dijo Nadal.

___

Jorge Sáinz está en Twitter como http://Twitter.com/Sainz_Jorge

FUENTE: Agencia AP