Deportes 29 de enero 2010 - 00:00hs

Lesionado o no, Shockey quiere jugar el Super Bowl

METAIRIE, Luisiana, EE.UU. (AP). Jeremy Shockey volverá a Miami, donde el excéntrico tight end se ha codeado antes con otras celebridades en los mejores lugares de South Beach.

Pero el astro de los Saints de Nueva Orleáns no tiene ahora las fiestas como objetivo principal. Antes de eso, espera jugar, ahora sí­, un Super Bowl.

"Tenemos que ser inteligentes en todos los aspectos, evitar que los jugadores salgan a pasear, hagan cosas estúpidas o se metan en problemas", dijo Shockey, quien fue noticia después de la campaña anterior, por desmayarse, deshidratado, durante una fiesta en una piscina de Las Vegas.

"Mucha gente nos dedica mucho tiempo, nos cuida durante las lesiones, todo eso... Así­ que creo que en este vestuario todos estamos suficientemente maduros para saber lo mucho que nos jugaremos".

Aunque Schockey trata todaví­a de recuperarse de un dolor de rodilla que lo ha limitado en los dos partidos de Nueva Orleáns en la postemporada _y que lo marginó del entrenamiento del jueves_ los Saints esperan tenerlo en el terreno. Incluidos los playoffs, Nueva Orleáns tiene una foja de 15-0 cuando juega Shockey y de 0-3 en caso contrario.

Con cuatro pases atrapados para 45 yardas y un touchdown en dos partidos de postemporada, Shockey parece confiar en que jugará el Super Bowl contra los Colts de Indianápolis y en que lo hará mejor.

"Ustedes me han visto en los últimos dos partidos, no era yo mismo", dijo Shockey el jueves. "Jugué con una sola pierna".

A comienzos de la semana, Shockey voló a Birmingham, Alabama, a fin de recibir una segunda opinión de parte del eminente cirujano ortopedista James Andrews. El entrenador Sean Payton sólo dijo que el astro sufrí­a "más de un dolor".

Payton y Shockey dijeron que los resultados de los análisis fueron alentadores.

"No hay nada que me limite", dijo Shockey. "Haré todo lo posible, incluso si me duele, para ganar el partido, porque ya habrá mucho tiempo para recuperarse. Estas cosas se arreglan después de la temporada".

Shockey, quien fue estrella universitaria en Miami y ha hecho de Miami Beach su hogar, tuvo que ver cómo sus Giants de Nueva York ganaban el Super Bowl, desde la suite de un hotel.

El jugador, cuatro veces electo para el Pro Bowl, se perdió el último mes de la campaña regular del 2007 y todos los playoffs con los Giants por una fractura en la pierna izquierda.

Ahora, no está dispuesto a perderse el gran partido por ningún motivo.

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: