Deportes 21 de agosto 2008 - 14:00hs

Robles cumple con el guión, Brasil falla otra vez en fútbol

BEIJING (AP). La cantera cubana de especialistas en los 110 metros con vallas redituó el jueves otro campeón en Dayron Robles, dándole a la isla su segunda medalla de oro en los Juegos de Beijing.

Robles ganó holgadamente al confirmar su etiqueta del hombre más rápido en la distancia dentro de una final que perdió una cuota de lustre cuando su principal rival, el í­dolo local Liu Xiang, abandonó por lesión en la primera ronda de las eliminatorias.

Brasil palpitaba la ansiada consagración de Marta y las chicas del seleccionado femenino, pero el desanlace fue teñido con una nueva amargura. Chocaron con la misma pared al perder con Estados Unidos por segunda vez seguida en una final olí­mpica.

Robles fue protagonista en el Nido de Pájaros, dejando en paz su propio récord mundial al registrar 12.93 segundos.

"No vine a buscar ningún récord", afirmó el cubano de 21 años.

Su consigna no fue arriesgarse. "En esta prueba se han visto muchos casos que han ido a tremenda velocidad y han chocado con la última valla", declaró tras quedarse corto por seis centésimas de su propia marca mundial que fijó en junio pasado.

Robles es el más reciente de estelares vallistas cubanos en la prueba. Anier Garcí­a fue el campeón de Sidney 2000, mientras que Alejandro Casañas sacó plata en 1980 y 1976.

Esta vez Robles no dejó duda alguna de que iba estar a la altura de las circunstancias, luego de su sonado fracaso el año pasado cuando acabó cuarto en el mundial de Osaka, Japón.

Luego de golear 4-1 a las campeonas mundiales de Alemania en las semifinales, Brasil pisaba fuerte. Pero se repitió la misma pelí­cula con final triste.

Carli Lloyd anotó en el sexto minuto del tiempo extra para darle a Estados Unidos el triunfo 1-0 y proclamarse campeonas por tercera edición consecutivas.

Brasil también perdió el partido por el oro en Atenas 2004 por 2-1, igualmente un alargue.

El oro de Robles se añadió al del luchador Mijaí­n López, dejando la cosecha cubana en dos doradas, seis de plata y otras seis de bronce. Eso los sitúa en el puesto 22 del cuadro general.

Se encuentran a cierta distancia del desempeño de hace cuatro años, cuando terminaron undécimos con nueve doradas.

Pero todaví­a falta por sumar las cartas bravas que aportan el boxeo y el béisbol. Ocho pugilistas cubanos se encuentran en las semifinales que se disputarán el viernes y el equipo de pelota enfrentará ese mismo dí­a a Estados Unidos por el pase a la final del deporte que es pasión en la mayor de las Antillas.

A Brasil se le escapó un oro con el cual contaba para su columna y sigue estancado con un saldo de una dorada, además de dos plateadas y cinco bronceadas para situarse en el puesto 34. También están algo lejos de su cuenta en Grecia, que los dejó en el escaño 16 con cinco doradas.

El podio brasileño lo logró Robert Scheidt en vela, al ganar plata junto a Bruno Prada en la clase star. Scheidt se convirtió en el primer deportista de su paí­s en embolsarse medallas en cuatro olimpiadas consecutivas.

La vela le significó un bronce para Argentina, con Carlos Espí­nola y Santiago Lange en la tornado. El bronce de Espí­nola tuvo también su ribete histórico al quedar como el atleta argentino con más preseas olí­mpicas, con cuatro.

También el jueves, Brasil pasó a la final del vóleibol femenino tras aniquilar 3-0 a China y en la final le tocará Estados Unidos, un rival inesperado. Las norteamericanas vencieron 3-0 a Cuba, que vení­a invicta en sus seis partidos.

Y en clavados, la mexicana Paola Espinosa logró un meritorio cuarto lugar en plataforma. Espinosa habí­a conseguido bronce en la modalidad sincronizada junto a Tatiana Ortiz.

FUENTE: Agencia AP