Deportes 15 de noviembre 2011 - 00:00hs

Salvo por tres equipos, la NFL se muestra impredecible

CARACAS (AP). La NFL presenta a equipos que sacan distancia en la punta de la tabla gracias a los Packers de Green Bay y los 49ers de San Francisco. En la parte de abajo también, debido a unos lastimosos Colts sin Peyton Manning.

Pero más allá de esos tres equipos, semana a semana ha sido casi imposible entender a la mayorí­a de las escuadras de la liga.

Los Bills, los Lions y los Chargers se desplomaron. Los desastrosos Dolphins y Rams de pronto comenzaron a ganar. Los Jets tení­an una racha de tres victorias y muchas ventajas comparativas sobre los Patriots, que vení­an de dos tropiezos seguidos, pero resulta que Nueva Inglaterra ganó con paliza.

Como en alguna ocasión gritó Vince Lombardi desde fuera de la cancha: "¿Qué demonios está pasando ahí­?".

Por supuesto, uno de los motivos de la incomparable popularidad de la NFL es la vieja cantilena, nunca tan cierta como este año, de que en cualquier domingo puede pasar cualquier cosa.

Por eso, los Saints que aspiran al campeonato pueden perder ante San Luis, que no ha ganado en la temporada. Los Ravens, que parecen el mejor equipo en la Conferencia Americana, pueden caer estrepitosamente frente al débil Seattle y sufrir, como ocurrió, su tercera derrota fuera de casa ante un equipo abajo del promedio de .500. Denver, mientras Tim Tebow imita a un pasador universitario suplente, pasa por encima a Kansas City aunque su quarterback completa apenas dos pases.

Este fin de semana la NFL pareció volverse loca.

"Tuvimos un largo viaje, nos sentí­amos confiados, y sienta mal venir aquí­ y no poder sacar ventajas a nadie en la división cuando tienes de veras una oportunidad de hacerlo", dijo el quarterback de los Ravens Joe Flacco.

Sus sentimientos fueron reflejados por el entrenador de los Jets, Rex Ryan, quien no se cansó de decir que el encuentro del domingo con sus archirrivales de los Patriots era una victoria obligada.

"Creí­ que jugarí­amos mejor", dijo Ryan. "Creí­ que sí­ habí­amos mejorado. Cuando se cometen tantos errores contra ese equipo, todo está perdido".

Entre las constantes del 2011 hay dos sorpresas: era difí­cil imaginarse que San Francisco (8-1) fuera tan bueno con un entrenador novato luego del cierre patronal o que Indianápolis, incluso sin Manning y sus cuatro premios al Jugador Más Valioso, fuera tan malo.

También hay otra tendencia clara y ésta es una predicción bastante sencilla. Los Packers tuvieron tanta fortaleza en los playoffs y el Super Bowl del año pasado y recuperaron de lesiones a tantos jugadores clave que no sorprende su dominio a la mitad de esta temporada.

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: