Deportes 29 de enero 2009 - 19:00hs

Williams por su 4to tí­tulo en Australia, Safina por el primero

MELBOURNE (AP). Serena Williams ya ha estado en esta situación. Tres veces, para ser exactos. Lo más cerca que Dinara Safina ha estado de la final del Abierto de Australia fue cuando vio a su hermano ganar el tí­tulo.

El sábado por la noche ambas disputarán la final en el Rod Laver Arena, donde la estadounidense podrí­a ganar su cuarto tí­tulo del primer major del año y décimo Grand Slam en total.

Su oponente rusa de 22 años busca su primer Slam tras perder la final del Abierto de Francia el año pasado contra Ana Ivanovic.

También habrá otro premio en juego: la ganadora se convertirá en la número uno del ranking mundial.

Williams ha levantado tres veces el trofeo Daphne Akhurst, mientras que Safina sólo tiene el recuerdo de cuando su hermano, Marat Safin, ganó el tí­tulo masculino en el 2005.

"Vi a mi hermano por televisión cuando ganó este torneo, y llorarí­a incluso si lo veo ahora", dijo Safina, quien superó 6-3, 7-6 (4) a su compatriota Vera Zvonareva en las semifinales.

"Es fabuloso poder seguir sus pasos porque fue mi í­dolo, y todaví­a lo es. Es increí­ble que me vaya tan bien como a él".

Williams, en cambio, nunca está satisfecha con sus logros.

"Obviamente quiero ganar", dijo la norteamericana tras superar 6-3, 6-4 a la rusa Elena Dementieva. "Estoy emocionada porque estoy jugando bien".

Williams avanzó a la final de sencillos y dobles, y de paso rompió el récord de ganancias para una atleta mujer. Su total de unos 22.725.000 dólares supera por más de 150.000 dólares a la golfista Annika Sorenstam.

"Todaví­a recuerdo cuando gané mi primer cheque de 240 dólares en Quebec en 1995, y aunque sabí­a que tendrí­a una gran carrera en el tenis, nunca imaginé o soñé en todo esto", dijo Williams. "Estoy muy orgullosa de haber logrado esa meta".

En papel, Williams parece tener una ventaja sobre Safina, a quien derrotó en cinco de sus seis enfrentamientos previos, incluyendo en las semifinales del Abierto de Estados Unidos del año pasado.

El único triunfo de Safina sobre Williams fue el año pasado en las canchas de arcilla de Berlí­n. La última vez que chocaron, en el Tour Championship en noviembre, Williams arrasó 6-4, 6-1.

Safina dijo que estaba "muerta" en el Tour Championship. "No estaba lista para jugar", declaró.

"Además, en el Abierto de Estados Unidos fue después de ganar dos torneos consecutivos y de jugar la final en Beijing", dijo Safina, quien perdió el partido por la medalla de oro olí­mpica ante Dementieva.

"Esto me quitó mucha energí­a. Cuando llegué (al Abierto de Estados Unidos), simplemente no estaba listas para jugar. Ahora es diferente, es el inicio de la temporada y es otro torneo".

Safina rebajó casi siete kilos en los siete últimos meses y su condición fí­sica mejoró al igual que su ranking, en el escaló del puesto 15 al final del 2007 al tercero al final del año pasado.

Ahora podrí­a llegar hasta el primer lugar.

"Safina está jugando bien", reconoció Williams. "Parece que nunca muere. Va a ser una rival difí­cil. Está jugando increí­ble, y ella quiere ganar un Grand Slam para obtener la gloria".

Safina está de acuerdo.

"Serí­a increí­ble tener el mismo trofeo que mi hermano", dijo la rusa. "Serí­a un sueño hecho realidad".

FUENTE: Agencia AP