MUNDIAL Noticias -  19 de junio 2018 - 19:35hs

El 18 de junio quedará en la memoria de todos los panameños

El 18 de junio de 2018 en el Fisht Stadium de la ciudad de Sochi quedará en la historia para los panameños por ser el día que Panamá debutó en un Mundial mayor y porque por primera vez se escuchó el Himno Nacional en la cita mundialista.

Desde tempranas horas inició el día para los aficionados que poco a poco fueron llegando al hotel de concentración de la selección para brindarles su apoyo con sus cánticos "Vamos Vamos Panamá", "El que no brinca es belga", "Sele aquí está tu barra", Ring Ring aló aló contesten el teléfono que Panamá goleó", "Viva Viva Panamá", Olé Olé Olé Olé Panamá Panamá".

Después de una hora iniciaron laq marcha de unos 2 mil panameños hacia el estadio donde los esperaban otra buena cantidad de panameños que se encontraban en los alrededores del coliseo deportivo con caras pintadas, bufandas y banderas.

A medida que se acercaba la hora del partido los corazones se aceleraban, los fanáticos buscaban su asiento, se tomaban su foto para el recuerdo, otros compraban comida y no podía faltar la cerveza; y cuando el equipo nacional salió a la cancha a calentar fueron recibidos por aplausos y gritos que bajaban de las gradería.

Los equipos entraron al engramado y luego de escucharse las notas del himno de Bélgica llegó el momento más esperado por los 4 millones de panameños que era escuchar el Himno Nacional en el Mundial y los más de 7 mil que viajaron a Sochi lo cantaron a todo pulmón como si estuvieran en el Rommel Fernández Gutiérrez. Sin duda, para los jugadores, cuerpo técnico, periodistas, dirigentes y ex jugadores que estaban en el estadio fue un momento indescriptible, emocionante, que erizaba la piel e histórico que quedará grabado en la memoria de todos los panameños.

Se dio el pitazo inicial y comenzó el apoyo incondicional desde las gradas para los 11 guerreros que al finalizar los primeros 45 minutos no permitieron goles a Bélgica, mientras que para el complemento las cosas no comenzaron bien con el gol de Mertens y luego el doblete de Lukaku para que el partido terminara 3-0. 

Pitazon final y los aficionados despidieron a los jugadores con aplausos por el esfuerzo realizado frente a una potencia mundial y comenzaron a abandonar el Fisht Stadium para dar por finalizado un día que se mantendrá en su memoria por el resto de sus vidas.

FUENTE: Arturo Bolvarán C.