Béisbol Béisbol -  28 de octubre 2010 - 00:00hs

Bonds quiere compartir sus talentos, como coach

SAN FRANCISCO (AP). Barry Bonds rompió alguna vez el récord de jonrones de Mark McGwire en una sola temporada. Ahora quiere seguir también los pasos de "Big Mac" como coach, algún dí­a.

Bonds habló el miércoles frente a la casa club de los Gigantes de San Francisco, antes del primer juego de la Serie Mundial contra los Rangers de Texas.

"Me encanta estar en casa. Me gusta mucho estar aquí­", expresó.

Cuando se le preguntó si le gustarí­a tener en los Gigantes un papel distinto al de ex jugador y aficionado, Bonds dijo que le interesarí­a ser coach de bateo algún dí­a.

"Tengo un don y tarde o temprano lo compartiré. Tengo que compartirlo", dijo Bonds. "Ojalá que tenga esa oportunidad aquí­. Es aquí­ donde quiero estar cuando el momento sea oportuno".

En el 2001, Bonds rompió el récord de cuadrangulares de McGwire en una sola temporada, al conectar 73. Seis años después, rebasó la marca de 755 vuelacercas de Hank Aaron, para convertirse en el mejor jonronero de la historia.

Durante su carrera, Bons sumó 762 batazos de cuatro esquinas.

McGwire, quien se retiró en el 2001, regresó al béisbol en esta campaña, como coach de bateo de los Cardenales de San Luis. A comienzos de esta semana, el club anunció que McGwire volverá para una segunda temporada.

Antes del comienzo de su primer entrenamiento de pretemporada como coach, McGwire puso fin a su autoexilio del béisbol. Admitió que habí­a consumido esteroides y hormona del crecimiento humano, en forma intermitente, durante una década, desde antes de la campaña de 1990 e incluyendo la temporada de 1998, cuando rompió el récord de bambinazos que estaba en poder de Roger Maris.

Durante siete años, McGwire habí­a negado que hubiera consumido drogas para mejorar su desempeño.

Bonds, de 46 años, ha sido acusado también de consumir esteroides. Irí­a a juicio en marzo, acusado de mentir a un jurado investigador en el 2003, cuando negó haberse dopado a sabiendas.

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: