Boxeo Boxeo - 

Esposa de Holyfield denuncia violencia doméstica

FAYETTEVILLE, Georgia, EE.UU. (AP). La esposa de Evander Holyfield acusó al ex campeón mundial pesado de haberla agredido varias veces, y por orden judicial el boxeador no puede acercársele.

Candi Holyfield, tercera esposa del púgil, aseguró que su marido de 47 años de edad le pegó en el rostro, detrás de la cabeza y la espalda el 1 de febrero en la residencia de la pareja en Fayetteville, localidad al sur de Atlanta.

La mujer también indicó que fue golpeada cuando se negó a mostrarle a Holyfield comprobantes de una chequera con los pagos a una iglesia. A él le preocupaba que ella no estuviera dando dinero a la iglesia.

"Dijo que estaba siendo irrespetuosa", dijo Candi Holyfield, de 30 años, en su declaración a la corte el 3 de febrero. "Empezó a decirme que necesitaba comenzar a colocar a Dios como lo primero en mi vida".

La discusión comenzó en medio de la noche, y cuando el boxeador encendió la luz y vio la cara de ella, se disculpó, indicó la mujer en su declaración a la corte.

Evander Holyfield no respondió a mensajes telefónicos de The Associated Press en busca de su comentario. Belinda Foster, una publicista de la pareja, informó a la AP en un correo electrónico que habí­a hablado con ambos y que ellos "seguí­an siendo un matrimonio fuerte".

No estaba claro si hay una investigación judicial. La policí­a de Fayetteville, ciudad ubicada aproximadamente a 32 kilómetros (20 millas) al sur de Atlanta, rechazó hacer comentarios al respecto.

Un juez emitió el 3 de febrero una orden temporal que prohibe a Holyfield acercarse a menos de 450 metros (500 yardas) de su esposa y dos hijos, un niño de 6 años y una niña de 5. Se fijó una audiencia para el 18 del mismo mes.

Candi Holyfield agregó en su declaración que la violencia contra ella inició cerca de seis meses después de su boda, efectuada el 1 de julio del 2003, y comenzó nuevamente cuando estaba embarazada con su primer hijo. Señaló que al principio el abuso fue "principalmente emocional", pero a partir del 2008 se incrementaron los incidentes fí­sicos.

Afirmó que su esposo la sofocó frente a su hija y el ama de llaves en el 2008, y que el año pasado la golpeó y sujetó fuertemente ante sus hijos. Hace unas semanas, añadió, él le lanzó una botella de agua.

FUENTE: Agencia AP