Fútbol Fútbol -  12 de julio 2011 - 00:00hs

América: Messi finalmente brilla con Argentina

CORDOBA, Argentina (AP). Finalmente apareció el Lionel Messi del Barcelona en la Copa América.

Retrasado en su posición respecto a los dos primeros partidos, con nuevos socios de ataque y libertad total de movimiento, el astro de Argentina brilló e hizo brillar a sus compañeros con dos pases de gol el lunes en el triunfo 3-0 sobre Costa Rica que selló la clasificación de la Albiceleste a los cuartos de final.

Messi, casi invisible en el empate anterior sin goles contra Colombia, elevó su desempeño cuando su equipo más lo necesitó. Se trataba de una situación impensable para Argentina, que estaba obligada a ganarle a Costa Rica para no comprometer su avance a la segunda ronda.

Y la "Pulga" fue todo un gigante que no defraudó.

Luego de dos partidos en los que Argentina generó poco y nada al ataque, el técnico Sergio Batista decidió que Carlos Tevez y Ezequiel Lavezzi no lograban asociarse con Messi, quien arrancó esos encuentros como centrodelantero, pero se veí­a obligado constantemente a bajar a mitad de cancha para recibir la pelota.

Batista hizo cirugí­a en su alineación y planteamiento táctico: afuera quedaron Tevez, Lavezzi, Ever Banega y Esteban Cambiasso _los dos últimos sus ejes en el mediocampo_ y en sus lugares entraron Sergio Agüero, Gonzalo Higuaí­n, Angel Di Marí­a y Fernando Gago.

Messi abandonó su tarea de definir las jugadas y se abocó a la misión de generar las llegadas, cumpliéndola a la perfección.

"Leonel sabe superar todas estas situaciones, tiene personalidad para superarla y hoy lo demostró dentro del campo", comentó Batista. "Hizo un partido tremendo, bárbaro".

Habrá que hacer la salvedad que se trataba de un plantel costarricense juvenil, al que incluso su técnico Ricardo La Volpe le advirtió que no le pidiesen autógrafos a Messi. De todas formas, las gambetas, la velocidad, la visión y los pases como con la mano de la estrella argentina fueron sacados del libreto sus mejores actuaciones con el Barsa.

Messi dio dos magistrales pases de gol _uno al "Kun" Agüero y otro a Di Marí­a_ que no fueron tres, cuatro o cinco porque Higuaí­n erró en la definición en otras asistencias de lujo.

A Messi sólo le faltó el gol, aunque tampoco lo buscó de forma desenfrenada. Usualmente prefirió dar el pase a algún compañero, siempre acertado, en vez de tener el arco entre ceja y ceja.

Sus compañeros le devolvieron el favor a Messi y lo buscaron constantemente en la última media hora. La diana no llegó, pero no era necesaria. El rosarino, silbado por el público en el duelo anterior en Santa Fe y duramente criticado por la prensa y el público argentino, ya se habí­a ganado varias ovaciones en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba.

Y si sigue jugando como el lunes, el gol no tardará en llegar.

FUENTE: Agencia AP