FÚTBOL Fútbol -  16 de octubre 2014 - 17:16hs

Estadounidenses buscan salir de la banca en Europa

Seguir el desempeño de los futbolistas estadounidenses en las mejores ligas de Europa no toma mucho tiempo. Excepto por los arqueros, muchos se la pasan en la banca.

Jozy Altidore, el principal delantero de la selección de Estados Unidos, no ha sido titular en ninguno de los siete partidos de Sunderland en la liga Premier, y sólo jugó en cuatro saliendo de la banca en el segundo tiempo. Sus dos únicos encuentros como titular fueron por la Copa de Liga, incluyendo uno el 23 de septiembre contra Stoke en el que anotó su primer gol con el club desde diciembre.

"Si no juegas lo suficiente, entonces es realmente difícil mantenerte en condiciones, mantener la confianza y mantener un ritmo", expresó el técnico de la selección estadounidense, Juergen Klinsmann. "Ahora mismo, parece que no encaja muy bien allá. Ha tenido problemas allá (Altidore), y no es el único. Si miras a otros jugadores después del Mundial, han tenido problemas para recuperar la titularidad".

Klinsmann provocó un encontronazo con el comisionado de la MLS, Don Garber, cuando repitió su postura de que Clint Dempsey y Michael Bradley afectaron sus carreras al irse de clubes europeos para volver a la liga estadounidense. Pero el técnico alemán también cree que los estadounidenses no se benefician si fichan en Europa y no juegan.

Altidore tiene el récord de más goles para un estadounidense en un club europeo con 31 en la temporada de 2012-13 con el AZ Alkmaar de Holanda, justo antes de irse a Sunderland. La temporada pasada anotó apenas dos veces en 39 partidos.

Si no consigue jugar, podría buscar un nuevo club cuando abra el mercado de enero. Pero el ariete no quiere que Sunderland interprete eso como una amenaza.

"Los próximos cuatro años de la selección no tendrán precedentes: dos Copa de Oro, Copa América, los Juegos Olímpicos", comentó Altidore la semana pasada. "Quiero formar parte de todo. Y si quiero formar parte de todo, tengo que estar jugando".

Once de los 23 jugadores de la selección estadounidense juegan con clubes europeos esta temporada, y sólo cuatro son titulares.

Tim Howard (Everton) y Brad Guzan (Aston Villa) son los arqueros titulares de sus clubes en la liga Premier. El volante Mix Diskerud recuperó la titularidad en el club noruego Rosenborg, y el mediocampista Alejandro Bedoya ha sido titular en siete de los nueve primeros partidos de Nantes en la liga francesa.

Dos zagueros han tenido cierta regularidad en Alemania. Fabian Johnson, quien se perdió los amistosos de la semana pasada por una lesión, ha jugado seis partidos (cuatro como titular, dos como suplente) con el Borussia Moenchengladbach en las siete primeras fechas de la Bundesliga, mientras que Timothy Chandler jugó cinco encuentros (tres titular, dos suplente) con Eintracht Frankfurt.

"Para los jugadores en la MLS es un poco más fácil regresar a su ambiente, porque son las estrellas de sus equipos. No están en duda allí", señaló Klinsmann. "En Europa la situación es distinta".

Algunas lesiones también han afectado a los estadounidenses.

El delantero Aron Johannsson anotó 26 goles con AZ Alkmaar la temporada pasada, pero no ha jugado esta temporada por una cirugía de tobillo en julio, y una lesión de ingle que sufrió el mes pasado.

Geoff Cameron, un zaguero y mediocampista que jugó en todos menos uno de los partidos de Stoke la temporada pasada de la Premier, sólo disputó un partido esta campaña, y no juega desde que fue operado por una hernia.

FUENTE: (Associated Press)