Fútbol Fútbol -  10 de junio 2013 - 18:30hs

Keshi, el DT que le cambió la cara a Nigeria

JOHANNESBURGO, Sudáfrica (AP). Dueño de una fuerte personalidad, Stephen Keshi era el hombre que Nigeria necesitaba para enterrar dos décadas de decepciones y reaparecer en una Copa Confederaciones como campeón africano.

Pese a ser una cantera de talento para las ligas europeas en la última década, el seleccionado nigeriano ha tenido como costumbre desilusionar a los suyos.

Hasta que llegó Keshi, el capitán del equipo campeón de la Copa de ífrica de 1994 y ahora el entrenador del conjunto que se consagró monarca continental en Sudáfrica el pasado febrero.

Imponiendo su voluntad al mando del seleccionado y parándosele firme a la federación nacional, una con reputación de echar técnicos a diestra y siniestra, Keshi ha colocado a Nigeria en el pedestal del fútbol africano tras ser nombrado en 2011. Asumió tras el sonado fracaso en el Mundial de 2010, en el que se despidieron sin ganar un solo partido.

Lo ha hecho al no tener miramientos en cuanto a descartar jugadores problemáticos y abrirle las puertas a talento local, como ha sido con el volante Sunday Mba. También ha sabido tomar decisiones complicadas, lo cual demostró al dejar en la banca de suplentes al histórico capitán Joseph Yobo en la Copa de ífrica.

Dio con la tecla. Nigeria venció a la favorita Costa de Marfil en los cuartos de final, luego goleó 4-1 a Malí en las semifinales y doblegaron 1-0 a Burkina Faso en la final.

Lo más importante es que Keshi supo lidiar con las enormes expectativas que la selección despierta en Nigeria, incluso cuando jerarcas de la federación quisieron despedirle justo antes del partido ante Costa de Marfil. Esos mismos dirigentes acabaron rogándole que se quedara tras el certamen.

"Soy una persona optimista, rara vez pienso en lo negativo", dijo Keshi. "Incluso cuando algo sale mal, aún creo que es bueno. Siempre hay una lección que se debe aprender para hacerlo mejor en el futuro".

Keshi personifica la imagen que se tiene de un recio zaguero central: alto, fornido y cabeza rapada. Sabe salir al paso ante la prensa y el francés tras haber dirigido a las selecciones de Togo y Malí. También es alguien que sabe manejar egos, lo cual demostró cuando Yobo aceptó de buena gana ser suplente por el bien del equipo.

Con su victoria en Sudáfrica, Keshi se convirtió en el primer entrenador nigeriano y primer africano en 20 años que gana la Copa de Africa, y apenas el segundo que consigue el título como jugador y técnico.

FUENTE: Agencia AP