Fútbol Fútbol -  7 de mayo 2010 - 20:00hs

Mundial: Eslovaquia se bautiza

BRATISLAVA, Eslovaquia (AP). Eslovaquia es tal vez una de las selecciones más inexpertas que lograron clasificarse al Mundial de Sudáfrica, al incursionar en su primera gran cita internacional desde que se separó de Checoslavaquia en 1993.

Pero sus rivales se deben cuidar: los eslovacos tienen antecedentes históricos que le avalan como un seleccionado de cuidado.

Como parte de Checoslovaquia, los eslovacos pueden presumir de las finales en los mundiales de 1934 y 62, cayendo ante Italia y Brasil, respectivamente. También formaron parte del seleccionado que se consagró de la Eurocopa en 1976.

Su técnico Vladimir Weiss es un viejo conocido. Cuando Checoslovaquia alcanzó los cuartos de final en Italia, Weiss formó parte del equipo como volante creativo.

Desde que tomó las riendas como entrenador en junio de 2008, Weiss puso énfasis en la disciplina y los resultados indican que los eslovacos pueden sentirse optimistas con el futuro de su selección.

Pese a su juventud, los eslovacos desafiaron los pronósticos y dejaron atrás a la República Checa y Polonia en las eliminatorias europeas para salir de la sombra de sus vecinos.

"Jugar con la selección de tu paí­s es lo máximo como futbolista", dijo el capitán Marek Hamsik. "Lo dejamos todo en la cancha en cada partido. Esa actitud nos ha servido bastante".

Dentro del Grupo F, Eslovaquia debutará el 15 de junio contra Nueva Zelanda, y luego se medirá con Paraguay el dí­a 20 y cuatro dí­as después cerrará la primera ronda ante el campeón vigente Italia.

Weiss se plantea conseguir el pase a octavos de final como el gran objetivo.

"No somos un equipo chico. Somos capaces de dar la sorpresa, una muy buena sorpresa", dijo.

La clave, según estima, es ganarle a Nueva Zelanda en el debut.

"Si salimos victoriosos en el primer partido, entonces vamos a quedar bien encaminados para avanzar", dijo.

"Italia y Paraguay pueden dar por descontado una victoria contra nosotros", añadió. "Ya veremos si tenemos la capacidad para vencer a Paraguay y darle pelea a Italia".

A sus 45 años, Weiss será uno de los técnicos más jóvenes en el Mundial.

El eje del equipo es Hamsik, un volante de 22 años que juega para el Napoli de Italia.

Los veteranos son los volantes Miroslav Karhan (Mainz de Alemania) y Zdenko Strba (Xanthi de Grecia). La cuota de gol corresponderá a Robert Vittek, delantero del Ankaragucu turco.

Con su experiencia en la Serie A, Hamsik considera a Italia como el rival más fuerte.

"Son los campeones defensores y buscarán ganar el grupo", dijo Hamsik. "Es un equipo que trabaja a la perfección en cuanto a lo táctico, en defensa son sensacionales y cuentan con un excelente mediocampo".

FUENTE: Agencia AP