Fútbol Fútbol -  17 de junio 2010 - 12:00hs

Mundial: Higuaí­n en los pasos de Batistuta

JOHANNESBURGO (AP). El oportunismo es la marca de todo goleador de raza. Debe estar en el sitio indicado, en el momento justo. Cuando un goleador está enchufado, es implacable y hace que todo parezca fácil.

Gonzalo Higuaí­n dio el jueves una clase de lo que debe hacer un artillero. Marcó tres tantos en una Copa Mundial, apareciendo cuando la situación lo requerí­a, libre de marcas, con definiciones de manual, y Argentina goleó 4-1 a Corea del Sur.

En el primero, Nicolás Burdisso peinó hacia atrás un centro y el balón le llegó al delantero del Real Madrid, que asechaba frente al segundo palo. Higuaí­n pegó un frentazo abajo, medido, que entró junto al poste.

Agregó dos más en los diez minutos finales. Anotó con el arco vací­o luego de un jugadón de Lionel Messi y Sergio Agüero, y nuevamente con otro cabezazo impecable, abajo, cruzado, tras recibir un buen centro de Maxi Rodrí­guez.

Corea del Sur tal vez dio ventaja en las marcas, pero Higuaí­n supo aprovecharlas. No perdonó una.

Higuaí­n imitó así­ una hazaña lograda dos veces por Gabriel Batistuta y una por Guillermo Stábile, los únicos jugadores argentinos que han marcado tres tantos en un partido de copas mundiales.

"Estoy muy contento, feliz por los goles. El equipo hizo un gran encuentro y nos deja casi clasificados", expresó el "Pipita", quien quedó al tope de la tabla de artilleros del torneo.

Con seis puntos en dos encuentros, Argentina tiene un pie en la próxima fase.

La posibilidad de ser el máximo cañonero del Mundial "es un reto importante", dijo Higuaí­n.

"Es lindo estar en la cima, ayudando al equipo con goles. Pero antes hay que pensar en el equipo, en que siga ganando, jugando con esta lí­nea", acotó.

Higuaí­n fue el único que desentonó en el debut ante Nigeria, en que aportó poco y nada y desaprovechó algunas jugadas de gol. Ante los surcoreanos, en cambio, se complementó muy bien con Lionel Messi, Carlos Tevez y Angel di Marí­a, y definió las jugadas que creaban sus compañeros.

"Esta vez pudimos concretar, la vez pasada no", expresó Higuaí­n. "Hicimos un gran partido en todos los aspectos y creamos muchas situaciones".

El jugador afirmó que sabí­an que Corea del Sur resultarí­a un rival duro, "pero supimos manejar el partido, llevarlos a nuestro juego".

"Tuvimos mucha posesión del balón", acotó.

"Ahora no hay que relajarse. En un Mundial puede pasar cualquier cosa", dijo el delantero. "Pero tenemos mucha ilusión y optimismo de que haremos un gran mundial.

Con Higuaí­n, son 48 los jugadores que ha marcado tres goles en un partido en copas mundiales.

FUENTE: Agencia AP