Fútbol Fútbol -  10 de septiembre 2011 - 14:00hs

Organizadores del Mundial de 2022 empeñados en ganarle al calor

DOHA, Qatar (AP). Qatar lanzó una campaña para callar a quienes aseguran que es un lugar demasiado caluroso para el Mundial 2022, con innovaciones tecnológicas de alto costo que podrí­an ayudar a otras futuras sedes.

Los crí­ticos han pedido hacer el torneo en el invierno boreal, usar estadios cerrados y césped artificial, incluso dividir los partidos en tres tiempos de 30 minutos. Pero los organizadores apuestan a nuevos diseños de estadios y sistemas de refrigeración ultramodernos con energí­a alternativa para que jugadores y espectadores puedan estar cómodos en el verano, cuando la temperatura con frecuencia supera los 43 grados centí­grados (110 Fahrenheit).

Qatar empezó su lucha contra las dudas desde antes de ganar la competencia por el Mundial 2022 contra Estados Unidos, Australia, Corea del Sur y Japón. Contrató a una firma consultora para que generara una propuesta de refrigeración de un estadio que también respetara el medio ambiente.

La consultora Arup Associates creó un estadio de "fútbol cinco" con 500 butacas con refrigeración por energí­a solar que mantiene la temperatura a unos 24 grados (75 Fahrenheit). Costó 25 millones de dólares, casi tanto como las candidaturas completas de algunos paí­ses rivales.

Dirigentes de la FIFA visitaron el lugar en septiembre pasado y comenzaron a tomar en serio la candidatura qatarí­.

"Lo que vimos fue muy impresionante", dijo a The Associated Press el ex presidente de la federación chilena Harold Mayne-Nicholls, que encabezó la inspección. "Es un prototipo en un espacio muy pequeño, así­ que no es posible decir si funcionará o no. Pero lo que vimos era de primera clase... y cuando vimos su efecto real, pensamos que puede funcionar y traer una tecnologí­a revolucionaria a los deportes".

De todos modos, el prototipo no borró las preocupaciones sobre las temperaturas veraniegas en el desierto.

El propio informe de la FIFA dijo que hay un alto riesgo de fallas en las instalaciones y que el calor de julio y agosto puede ser un peligro para "los jugadores, los dirigentes, la familia FIFA y los espectadores". Los crí­ticos se quejan de que el calor le restará vida a un evento que debe ser una fiesta pública.

Los jugadores, en actividad y retirados, criticaron la posibilidad de tener que jugar con semejante calor. Franz Beckenbauer, miembro del comité ejecutivo de la FIFA, y Michel Platini, presidente de la UEFA, pidieron que el Mundial se juegue en invierno.

Los clubes europeos, sin embargo, se enojaron cuando el presidente de la FIFA Joseph Blatter animó el debate sobre un cambio de fecha, aunque aclaró que es Qatar quien debe pedirlo.

"Puedo entender que Qatar quiera probar algo al mundo, que es capaz de hacerlo en verano", dijo Tijs Tummers, vocero de FIFPro, un grupo holandés que representa a 50.000 jugadores profesionales en todo el mundo.

"Pero tiene que pensar en la seguridad de los jugadores", agregó. "Dice que lo hará, pero también tiene que pensar en los simpatizantes, en la fiesta. Tiene que pensar en la ecologí­a. Esto hace que sea lógico cambiar el torneo al invierno".

Qatar señala que su candidatura fue la única que abordó el tema del calor y que en Estados Unidos 1994 se jugaron partidos en altas temperaturas.

"Qatar no es el único paí­s con veranos calientes", dijo el director de comunicaciones de Qatar 2022, Nasser al-Khater. "Las temperaturas en Estados Unidos este verano y durante varios partidos del Mundial 1994 superaron por mucho el lí­mite recomendado de FIFA", de 31,6 grados (89,6 Fahrenheit).

El comité organizador contrató a algunas de las principales firmas de arquitectos del mundo para diseñar 12 estadios abiertos con césped natural que se mantendrán a un máximo de 27 grados (81 Fahrenheit) a través de bocas de aire debajo de los asientos y en otras partes del estadio.

Además, parte del presupuesto de 42.900 millones de dólares irá a un tren subterráneo con aire acondicionado para ir a los estadios. Las zonas de festejos y centros de entrenamiento no se han diseñado aún, pero las autoridades prometen que serán abiertas, refrigeradas y con sombra.

Claro que mantener un Mundial fresco requiere una enorme cantidad de energí­a. Consciente de la carga ambiental, Qatar prometió que el torneo será el primero neutro en consumo de carbono, para lo que creará un sistema eléctrico basado en energí­a renovable.

Los encargados de la candidatura confí­an que podrán superar las vallas que han estancado el desarrollo de energí­a solar en la región: las tormentas de arena que degradan los paneles y su alto costo.

La firma GreenGulf Inc., con sede en Doha, firmó un contrato por cuatro años y 20 millones de dólares con Chevron para identificar las tecnologí­as solares más apropiadas para la región, con intención de utilizarlas en 2022. La compañí­a ya tiene en funcionamiento una instalación comercial, y construye una instalación de pruebas.

"Se puede hacer a escala", dijo Mike Beaven, un socio de Arup, al hablar sobre las tecnologí­as solares en el Mundial. "En un estadio grande, tienes varias unidades de aire acondicionado. Tienes una planta solar y la conectas. Es muy sencillo".

Beaven indicó que el reto en los próximos años será abaratar los costos y hacer que el sistema de refrigeración sea lo más eficiente posible.

Otra tarea es diseñar los estadios de tal manera que el aire frí­o no se escape.

"El diseño de los estadios en Doha no se trata sólo de meter aire frí­o", comentó Mark Fenwick, director y socio de la firma de arquitectura RFA Fenwick Iribarren.

"Hay que ver el diseño completo, y una de las partes más importantes es el diseño del techo", agregó. "No puedes tener un techo cerrado, así­ que una ráfaga de viento se llevarí­a tres horas de producción de aire frí­o. Así­ que el problema es evitar la entrada del viento al estadio. También es cómo distrubuir el aire alrededor de las gradas y en la cancha".

El director técnico de Qatar 2022, Yasir al-Jamal, cree que los sistemas de refrigeración serán uno de los principales legados del Mundial.

Mayne-Nicholls está de acuerdo, y dijo que si Qatar tiene éxito, las tecnologí­as utilizadas podrí­an ayudar a llevar al fútbol a regiones del mundo donde no se puede jugar debido al calor.

"Cambiará muchas cosas", comentó. "En mi paí­s Chile, en algunas épocas del año no se puede jugar al fútbol al mediodí­a debido (al calor). Con este sistema de enfriamiento que están planificando, abrirá una puerta para jugar partidos en todo el mundo".

___

Michael Casey está en Twitter como @mcasey1

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: