Fútbol Fútbol -  22 de junio 2013 - 13:30hs

Tahití se despide ante Uruguay

RECIFE, Brasil (AP). El equipo pequeño pero de gran corazón tendrá una oportunidad más de agradar a sus simpatizantes el domingo en la Copa Confederaciones.

Tahití, un equipo mayormente de aficionados que en sus dos primeros encuentros de este torneo preparatorio de la Copa Mundial ha anotado un solo gol y ha permitido 16, enfrentará a Uruguay en el Arena Pernambuco en su último partido del Grupo B.

Mientras Tahití tiene poco que jugar después de haber sido eliminado por paliza de 10-0 por España el jueves, Uruguay por su parte buscará asegurarse pronto los tres puntos en su intento por avanzar a las semifinales.

Pero el equipo de la isla de la Polinesia francesa ha conquistado al público brasileño y a muchos simpatizantes en el mundo. Con un solo jugador profesional en la escuadra, se clasificó para la Confederaciones al ganar la Copa de Naciones de Oceanía.

Contra el campeón mundial España el jueves en el estadio Maracaná, Tahití pasó al ataque desde el comienzo y no se vio tan mal pese al resultado adverso.

"Es una gran cosa jugar ofensivamente, pero la defensa no se tiene que desplomar", comentó el técnico de Tahití Eddie Etaeta, que se emocionó por el enorme apoyo que ha recibido su equipo por parte de los aficionados locales. "Podemos perder nuevamente el domingo contra Uruguay, pero hemos tocado los corazones del pueblo brasileño".

España, que juega con Nigeria en el mismo horario en fortaleza, encabeza el Grupo B con 6 puntos. Uruguay y Nigeria le siguen con 3, y Tahití cierra la tabla sin puntos.

Si gana Uruguay como se da por descontado, se asegurará una plaza semifinal siempre que Nigeria no le gane a España.

"Desde el sorteo sabíamos que este (el partido con Nigeria) era el encuentro decisivo", dijo el técnico uruguayo Oscar Tabarez sobre la victoria uruguaya del jueves por 2-1. "Hemos dado un gran paso hacia semifinales pero todavía no estamos allí".

Se anticipa que Uruguay alineará al frente a Luis Suárez y Diego Forlán, ambos capaces de golear a cualquiera.

Etaeta no lo ignora.

"Es cierto", dijo el técnico de Tahití, "que cuando uno se clasifica a la Copa Confederaciones se da cuenta de la enorme dificultad, o la casi imposibilidad, de competir con equipos de tan alto nivel".

FUENTE: Agencia AP