FÚTBOL Fútbol -  8 de julio 2017 - 15:56hs

La nueva aventura española del mexicano Andrés Guardado

A sus 30 años, el mediocampista Andrés Guardado, un mexicano trotamundos del fútbol, ha regresado al fútbol español, al Betis, apenas unos días después de haber participado con el Tri en la Copa de las Confederaciones.

Como el resto de figuras del plantel que jugó esa competición en Rusia, Guardado no fue incluido en el 'equipo alternativo' para la Copa Oro de la Concacaf, que arrancó el viernes en Estados Unidos, y eso le permitió preocuparse de su futuro personal, despedirse del PSV Eindhoven y cerrar el viernes su llegada al Betis, con el que se comprometió hasta 2020.

"Estoy feliz por regresar a la Liga y sobre todo por hacerlo a un gran equipo con una gran afición. Llevo solo un día aquí y ya voy queriendo estos colores, los cuales se parecen mucho a los de México. Vengo con toda la ilusión del mundo, como si fuera mi primera vez en España, cuando llegué con 20 años", afirmó Guardado el viernes en su conferencia de prensa en el estadio Benito Villamarín.

Poco antes había rubricado su contrato y había superado las pruebas médicas rutinarias.

Guardado conoce bien el fútbol español. Tras empezar a destacar en el Atlas de Guadalajara de su país, dio el salto a Europa en 2007 fichando por el Deportivo de La Coruña, que lo contrató por 7 millones de euros.

Fue entonces aclamado por 4.000 aficionados en su presentación en el estadio de Riazor.

En el equipo gallego vivió momentos muy felices, pero también otros muy amargos, especialmente cuando en el curso 2010-2011 el 'Depor' descendió a la segunda división. Guardado continuó en el equipo y tras una temporada 2011-2012 en la división de plata, contribuyó a devolver al equipo coruñés a la élite.

Con la misión cumplida, fichó por el Valencia, donde llegó con la carta de libertad tras finalizar contrato con el Deportivo.

En ese equipo estuvo dos temporadas. En la segunda mitad de su primer curso, tras ir perdiendo la confianza del técnico hispano-argentino Juan Antonio Pizzi, el actual seleccionador de Chile, fue cedido para la segunda parte de la temporada 2013-2014 al Bayer Leverkusen, que decidió luego no ejercer la opción de compra.

- ¿Un paso atrás? -

Comenzó la pretemporada de la 2014-2015 con el Valencia, a las órdenes entonces del portugués Nuno Espírito Santo, pero se decidió finalmente una nueva cesión, esta vez rumbo al PSV Eindhoven, donde ha estado desde entonces, convirtiéndose en uno de los hombres más queridos.

El PSV se hizo con la propiedad del jugador en marzo de 2015 y Guardado ha sido un aporte destacado en su conquista de los títulos nacionales en la Eredivisie en 2015 y 2016.

Con el Betis, llega a un equipo que no disputará competiciones europeas, pero Guardado cree que no ha dado un paso atrás en su carrera.

"Muchos de los que lo dicen no han jugado en la Liga española y no saben lo que es estar aquí jugando todos los fines de semana contra Real Madrid, Barcelona, Athletic, Valencia, Sevilla... Los que hablan de eso es porque no han jugado aquí y no saben de lo que están hablando", aseguró en su presentación.

Con tres Mundiales a sus espaldas, todos desde Alemania-2006, Guardado tiene la mente puesto en el de Rusia en 2018. En la reciente Confederaciones, donde México quedó con un amargo cuarto puesto, fue uno de los hombres de confianza del seleccionador Juan Carlos Osorio.

Para ello le espera un año de lucha y batalla en el campeonato español, pero ha llegado con fuerza: el Betis colgó el viernes un vídeo en Twitter con Guardado vestido de boxeador y diciendo que llega para "pelear" por sus nuevos colores.

FUENTE: AFP