FÚTBOL Noticias -  8 de mayo 2016 - 12:21hs

La Eurocopa-2016 ultima los preparativos a un mes de su apertura

La Europa futbolística tiene su gran cita del 10 de junio al 10 de julio en Francia para una Eurocopa que, más allá del aspecto deportivo, constituirá un reto de primera magnitud en el plano de la seguridad, después de los atentados vividos en los últimos meses en París y Bruselas.

"La Eurocopa representará un riesgo", admitió el ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, el pasado 3 de mayo, en la víspera de la presentación al Consejo de Ministros de la tercera ley de prórroga del estado de urgencia que vive el país y que fue ampliado por dos meses más.

Desde que Francia fue elegida como sede del torneo, la amenaza terrorista estaba muy presente para los organizadores, pero los atentados de noviembre en París y St. Denis, con 130 muertos, y los del 22 de marzo en Bruselas, con 31 muertos, han disparado todas las alarmas y han forzado a las autoridades a intensificar los medios humanos y económicos para dar la mayor seguridad a los diez estadios, las 'fan-zones' y los 24 equipos participantes.

La principal dificultad está en la protección de esas zonas para hinchas, lugares destinados para la retransmisión de partidos en directo y eventuales celebraciones. El coste del dispositivo pasó de 12 a 24 millones de euros para pagar a los agentes de seguridad privados suplementarios e instalar cámaras de vigilancia, arcos detectores o aparatos de control magnético, entre otras tecnologías.

Los estadios tendrán una protección de entre 10.000 y 12.000 agentes de seguridad privados contratados por la UEFA, así como los lugares de concentración de los equipos y los hoteles oficiales.

En total, el presupuesto de seguridad de la UEFA para esta cita es de 34 millones de euros. El Estado francés se encargará de la protección del resto del territorio y de los transportes mediante las fuerzas del orden habituales, reforzadas por 10.000 militares.

- Un desafío económico -

¿Cómo cuantificar el impacto económico y social de una competición así? Antes de nada está el coste de la construcción o renovación de los estadios.

Fueron financiados en 618 millones de euros, de un total de 1.650 millones, por Francia y los diferentes gobiernos locales y regionales.

De manera más global, el Centro de Derecho y Economía del Deporte (CDES) de Limoges contempla la creación de 26.000 empleos equivalentes a tiempo completo durante un año por el torneo.

Más allá de datos y estimaciones, Francia espera que la Eurocopa tenga efectos en su imagen y en la capacidad de atracción del país, con la llegada esperada de 1,5 millones de aficionados extranjeros, con el consiguiente gasto que harán en el país. También se subraya la promoción que tendrá de la práctica del deporte, en un momento en el que París es candidata a la organización de los Juegos Olímpicos de 2024.

De cara a ese proyecto, la Eurocopa se considera por muchos como una prueba a gran escala de que Francia puede organizar con éxito un gran evento. El último gran torneo celebrado en suelo francés fue el Mundial de rugby de 2007.

- Una fiesta del deporte -

En lo meramente futbolístico, pocas veces una Eurocopa se ha presentado tan abierta a poco más de un mes para el partido inaugural entre Francia y Rumanía, el 10 de junio en el Stade de France.

Ampliada por primera vez a 24 equipos, el torneo contará con la participación de varios equipos hasta ahora considerados 'pequeños' (Islandia, Albania, Austria, Gales, Irlanda del Norte, Hungría, Eslovaquia), que intentarán dar la sorpresa a los habituales cabezas de cartel, principalmente la campeona mundial Alemania y la defensora del título continental, España.

La Mannschaft y la Roja se presentan como los equipos a batir. En el caso de los españoles, como revancha tras su fracaso en la primera fase del Mundial de Brasil-2014.

Pero sin descuidar al Portugal de Cristiano Ronaldo, a Inglaterra o a la anfitriona Francia, que espera repetir el título que logró en casa en la Eurocopa-1984, aunque descartó a su atacante estrella, Karim Benzema, por su implicación en un caso de chantaje con un vídeo sexual a otro futbolista del país, Mathieu Valbuena.

Otras formaciones esperan que las bajas no les pasen factura, como Bélgica (Vincent Kombany) o Italia (Claudio Marchisio, Marco Verratti), que intentarán también dar el gran golpe.

FUENTE: AFP

En esta nota: