Deportes 11 de agosto 2008 - 10:00hs

Los favoritos no desentonan en el tenis, Massú sobrevive

BEIJING (AP). Roger Federer lo tuvo cómodo. Rafael Nadal cedió un set, pero salió adelante. Las hermanas Williams no pasaron apuros.

El guión se cumplió al pie de la letra el lunes en el tenis olí­mpico, en el que el chileno Nicolás Massú arrancó con el pie derecho la defensa de uno de sus dos tí­tulos.

Luego que buena parte del primer dí­a fuese afectado por la lluvia, el suizo Federer inició su tercera participación olí­mpica ganándole 6-4, 6-2 al ruso Dmitry Tursunov.

Disfrutando su última semana de un reinado de 237 en la cima del ranking masculino, Federer ganó cinco games en fila en el último parcial y a ratos mostró indicios del superlativo tenis que le ha llevado a conquistar 12 torneos del Grand Slam.

"Un buen partido para ser el primero. No puedo pedir más", declaró Federer, quien en 2008 sólo ha ganado un par de torneos de menor nivel y el oro olí­mpico podrí­a ser un buen consuelo.

A Federer le tocará enfrentar en la la segunda ronda al salvadoreño Rafael Arévalo, victorioso 4-6, 6-3, 6-4 sobre el surcoreano Lee Hyung-taik.

"Jugar con Federer, que es todaví­a el número uno del mundo, es un premio, un honor, y yo voy a tratar de dar el 100%", afirmó Arévalo, el número 447 del ranking y cuya presencia en Beijing fue por obra y gracia de una invitación de la federación internacional.

Nadal, el español que el próximo lunes desplazará a Federer del primer puesto, se complicó más de la cuenta pero pisó el acelerador al barrer los últimos cuatro games para vencer 6-2, 3-6, 6-2 al italiano Potito Starace.

Fue el debut en sencillos en una cita olí­mpica, ya que en Atenas sólo vio acción en dobles.

La humedad y no la contaminación se ha convertido en una cruz.

"El problema es la humedad", declaró Nadal. "Tuve que cambiar de camiseta cada 10 minutos. Así­ es difí­cil. Todo el tiempo tení­a que ponerme un producto en las manos, tratar de cambiar de toalla. Eso es más trabajo".

Nadal quedó como el último español en carrera en individuales, ya que David Ferrer, Nicolás Almagro y Tommy Robredo se despidieron a las primeras de cambio.

Quinto cabeza de serie, Ferrer fue el jugador más encumbrado en decirle adiós al torneo tras su revés 7-6 (8), 6-2 ante el serbio Janko Tipsarevic. Almagro (11) sucumbió 6-4, 3-6, 6-3 ante el francés Gael Monfils y Robredo cayó 6-4, 4-6, 8-6 contra el italiano Andreas Seppi.

Massú emprendió la defensa de su tí­tulo de sencillos con una victoria 7-5, 6-4 sobre el belga Steve Darcis. También jugará con Fernando González en dobles.

Situado en el puesto 125 del ranking, Massú debió recibir una invitación para poder revalidar sus tí­tulos. En la segunda ronda protagonizará un duelo trasandino ante el argentino David Nalbandian (7), quien vapuleó 6-2, 6-1 al desconocido chino Zeng Shaoxuan.

"Hay que ir paso a paso, el partido que sigue es muy duro, estamos hablando de jugadores que están dentro de los 10 mejores del mundo y tal como uno puede ganar, puede perder también, pero me siento capacitado para jugar de igual a igual con cualquier jugador y eso es lo importante", declaró Massú.

Las hermanas Williams se apuntaron triunfos en sets corridos. Serena retomó el partido que dejó pendiente el domingo y doblegó 6-3, 6-1 a la bielorrusa Olga Govortsova. Venus, en su primer duelo desde que ganó Wimbledon por quinta vez, se deshizo 6-3, 6-2 de la suiza Timea Bacsinszky.

Ambas estadounidenses podrí­an repetir la final que disputaron en Wimbledon en julio pasado. Además, Venus intenta repetir su desempeño de Sidney 2000, cuando ganó los oros en sencillos y dobles.

FUENTE: Agencia AP