MUNDIAL 2014 Mundial 2014 -  8 de julio 2014 - 21:39hs

Sabella: el 7-1 de Alemania no es algo "normal"

SAO PAULO (AP) — A la misma hora que Alemania le propinaba un humillante 7-1 a Brasil, la selección de Argentina demoró su reconocimiento y ensayo previo en el estadio de Sao Paulo donde el miércoles se medirá con Holanda en la segunda semifinal de la Copa del Mundo.

Vieron desde el hotel el primer tiempo de la primera semifinal en Belo Horizonte, uno en el que Alemania clavó cuatro goles en un insólito lapso de siete minutos para irse al descanso arriba por 5-0. Lionel Messi y sus compañeros no saltaron a la cancha hasta poco después de consumada de la goleada.

Para el entrenador de Argentina, Alejandro Sabella, el 7-1 no es un marcador "normal" para un duelo entre dos potencias del fútbol mundial.

"Se enfrentaron los dos equipos que fueron los más ganadores en los mundiales. Alemania fue superior y ganó bien", dijo Sabella, recordando que Brasil ganó el campeonato cinco veces y Alemania tres, una menos que Italia. "El fútbol es el menos lógico de los deportes, a veces suceden cosas no previstas, (pero) por eso es tan lindo".

Sabella no confirmó el equipo para el choque ante Holanda en la Arena Itaquerao, pero dejó suficientes pistas de que Enzo Pérez cubrirá la baja del lesionado Angel Di María.

"Todavía no lo puedo confirmar. Vamos a ver mañana, pero en líneas generales es probable que juegue el equipo con Enzo, como cuando salió 'Fideo''', indicó Sabella mencionando al apodo del extremo del Real Madrid.

Aunque Sabella lamentó el aporte de "desequilibrio" y "juego asociado" de Di María con Messi, el entrenador resaltó el perfil de Pérez y su buena temporada con Benfica en Portugal.

"Enzo es un jugador de diferentes características. Tiene dinámica, manejo, recorrido, un jugador que ocupa muy bien los espacios y que ha madurado mucho desde los sicológico".

Di María sufrió una lesión en el muslo derecho en la victoria 1-0 contra Bélgica en los cuartos de final el sábado. Ese triunfo instaló a la 'Albiceleste' entre los cuatro mejores del Mundial por primera vez desde 1990.

"Este grupo ya ganó. Cruzamos el rubicón", indicó Sabella sobre sacarse la presión de 24 años sin alcanzar esta instancia. "Acompañemos a este grupo para que podamos subir un escaloncito más".

Sabella también deslizó que el lateral Marco Rojo volvería al once titular, luego que cumplió una fecha de suspensión ante Bélgica por acumulación de tarjetas.

Argentina es una selección que depende en demasía de lo que hace Messi, autor de cuatro goles en el torneo. Pero se puede vanagloriar en ser la única que ha ganado sus cinco partidos en el torneo, por más que en todos lo hizo por la mínima diferencia.

¿Puede Argentina alcanzar un mejor nivel?

"Pienso que tenemos que mejorar, jugar como hicimos contra Bélgica y de ahí para arriba", dijo Sabella, insistiendo en que el equipo mantenga un balance entre ataque y defensa.

"No hay que atacar con gente de más. Cuando lo haces, pierdes espacios y te quedas con menos gente en defensa", subrayó.

Un reportero brasileño le mencionó a Sabella si aspiraba a una revancha por la derrota que Argentina sufrió a manos de Holanda en los cuartos de final del Mundial de 1998, concretada con un gol de Dennis Bergkamp en el último minuto. Sabella era el auxiliar de Daniel Passarella, el entonces entrenador de la selección.

"Feas palabras revancha y venganza. No entran en mi diccionario. Trataremos de ganar un partido", replicó Sabella.

FUENTE: ERIC NÚÑEZ (Associated Press)

En esta nota: