Tenis -  28 de junio 2021 - 14:23hs

¡De pie señores! Ovación en Wimbledon a Sarah Gilbert, quien lideró el desarrollo de la vacuna de AstraZeneca

Emocionante momento antes de comenzar Wimbledon. La pista central ovacionó a Sarah Gilbert, quien diseñó la vacuna contra el Covid-19 de Oxford - AstraZeneca

Wimbledon comenzó de la mejor manera posible. Los espectadores que acudieron al debut de Djokovic contra Draper, primer partido de la pista central en el torneo, dieron una cerrada ovación a Sarah Gilbert, la científica que diseñó la vacuna contra el COVID-19 de Oxford - AstraZeneca.

Wimbledon vuelve al ruedo después de 2 años, no se pudo celebrar la pasada edición por la pandemia del Covid-19 y el público del tenis tiene más ganas que nunca de volver a disfrutar de su misticismo. Lo puede hacer gracias a las vacunas y no había mejor manera de reconocerlo.

Los desarrolladores de las vacunas contra el coronavirus de AstraZeneca fueron ovacionados este lunes por el público antes de que comenzara el juego en la cancha central de Wimbledon.

Antes que la estrella del tenis Novak Djokovic saliera a la pista para jugar su partido de primera ronda contra Jack Draper, la organización llamó a los asistentes a brindar su reconocimiento a Sarah Gilbert, científica líder de la investigación de la vacuna Oxford - AstraZeneca, así como al director del Oxford Vaccine Group, Sir Andrew Pollard, y a los trabajadores del Servicio Nacional de Salud, que recibieron un caluroso aplauso.

https://twitter.com/EnfrmraSaturada/status/1409564562047782914

El público también aplaudió los esfuerzos de las organizaciones que han contribuido a la lucha británica contra el COVID-19. Pero los mayores aplausos se reservaron para Gilbert y el personal del Servicio Nacional de Salud (NHS).

Gilbert, que estaba sentado en el palco real, no mostró muchas reacciones ante la continuada ovación, mientras cada vez más gente se ponía de pie para seguir con el aplauso.

Wimbledon - Sarah Gilbert 2.jpeg
Wimbledon - Sarah Gilbert

Wimbledon - Sarah Gilbert

El Grand Slam también tiene previsto invitar a otras personas que han desempeñado un papel importante en la lucha contra el coronavirus a ver los partidos de tenis en el palco real.

Allí también estuvo Hannah Ingram-Moore, la hija del difunto capitán Tom Moore, que tocó la fibra sensible de la Gran Bretaña encerrada al pasearse por su jardín con la ayuda de un andador para recaudar millones de libras para los trabajadores sanitarios.