Deportes 10 de julio 2008 - 16:00hs

Sarkozy defiende decisión de ir a la apertura de olimpiadas

ESTRASBURGO, Francia (AP). El presidente francés, Nicolás Sarkozy, defendió el jueves su decisión de asistir a la apertura de los Juegos Olí­mpicos en Beijing, alegando que serí­a equivocado "humillar" a China con un boicot.

Pero el mandatario también insistió en que aprovechará sus encuentros con lí­deres chinos para expresar las preocupaciones internacionales sobre el respeto a los derecho humanos. Asimismo, se defendió de las presiones de Beijing que buscan persuadirlo de que desista de sus planes de reunirse con el Dalai Lama, el lí­der tibetano exiliado.

"Creo que humillar a China no es la mejor manera de respetar los derechos humanos", explicó Sarkozy a sus crí­ticos en el Parlamento Europeo. "No creo que usted pueda boicotear a 1.300 millones de personas, un cuarto de la población del mundo".

A pesar de la decisión de Sarkozy, las relaciones entre Francia y China se enfriaron esta semana cuando el embajador chino en Parí­s, Kong Quan, dijo que una posible reunión entre Sarkozy y el Dalai Lama este año tendrí­a "consecuencias graves".

"Hay cosas que no diré porque China merece respeto, pero hay cosas que China no debe decirle a los paí­ses europeos", agregó Sarkozy ante el parlamento. "No le corresponde a China fijar mi agenda, ni decirme con quien me reuniré".

Los comentarios de Kong fueron ampliamente interpretados en Francia como una amenaza a las exportaciones e inversiones francesas en China. Durante una conferencia de prensa después de su discurso ante el parlamento, Sarkozy fustigó las palabras del embajador como "toscas" y "fuera de lugar".

El presidente estadounidense George W. Bush también ha decidido asistir a la apertura de los Juegos. Esta semana, Bush dijo que su ausencia serí­a una "afrenta al pueblo chino".

El primer ministro británico, Gordon Brown, ha dicho que no asistirá a la inauguración, pero que asistirá a la clausura. La canciller alemana Angela Merkel y el primer ministro canadiense Stephen Harper han dicho que planean ausentarse.

Sarkozy fue el primer dirigente internacional en plantear un posible boicot a las festividades olí­mpicas en protesta por la violenta represión china en el Tí­bet, luego de los disturbios y las protestas que hubo allí­ en marzo.

Luego de mantener viva su amenaza durante meses, Sarkozy prometió el miércoles al presidente chino Hu Jintao que asistirí­a a la ceremonia del 8 de agosto.

Ambos mandatarios se reunieron en Japón durante un encuentro paralelo a la cumbre del Grupo de los 8 paí­ses más industrializados

Un boicot habrí­a representado un duro golpe para el régimen comunista chino, deseoso de aprovechar las olimpiadas para mostrar el poderí­o y desarrollo del paí­s. China controla el Tibet desde la década de 1950, cuando mandó tropas comunistas.

FUENTE: Agencia AP