Béisbol Béisbol - 

Los gemelos Omar y Frank Hernández, de Cuba a España hasta firmar con Reales y Cubs

Los gemelos Omar Hernández y Frank Hernández viajaron de Cuba hasta España, donde lograron firmar con los Reales y Cubs de Chicago.

Edgar Hernández estaba comprometido con el béisbol, llegando a integrar la alineación de los Metropolitanos de La Habana en la Serie Nacional de Béisbol de Cuba. Sin embargo, sus hijos gemelos Omar y Frank Hernández preferían el fútbol.

Pero una oportunidad de trabajo llevó a Hernández y a su familia a España. Fue en el Viejo Continente, en su nueva ciudad de Cataluña, casa del legendario club de fútbol Barcelona, que sus hijos finalmente comenzaron a practicar el béisbol.

“Ellos llegaron a un país donde el fútbol es el rey de los deportes, pero también el fútbol aquí era un poco más caro”, le dijo Hernández padre a MLB.com. “Eran buenos (para el fútbol) cuando jugaban en Cuba, pero luego llegaron a España y se dieron cuenta de que había demasiada competencia”.

Luego de que Edgar asumió el puesto de entrenador con los Viladecans, un equipo de la División de Honor de Béisbol de España, les fue fácil a los hermanos Omar Hernández y Frank tomar un bate y un guante.

No era la primera vez que jugábamos béisbol, porque en Cuba lo jugábamos a menudo en las calles”, recordó Omar. “Es el deporte nacional (de Cuba); por lo tanto, siempre jugábamos y atrapábamos la bola y todo eso”.

Omar y Frank Hernández cumplieron el primer objetivo

Al final, la decisión terminó siendo la más acertada: En la actualidad, Omar juega con Quad City River Bandits, sucursal Clase-A Alta de los Reales, mientras que Frank es miembro de la filial de Clase-A de los Cubs de Chicago en Myrtle Beach.

Ambos demostraron rápidamente sus habilidades para el béisbol y para cuando eran adolescentes, ya alineaban con el primer equipo.

“Fuimos ascendidos al primer equipo a los 16, 17 años”, destacó Frank. “No nos dimos cuenta de que podíamos tener la oportunidad de llegar aun más lejos y estar donde estamos ahora”.

Los hermanos quizás nunca imaginaron llegar tan lejos en el diamante, pero rápidamente se hicieron de un nombre en el circuito europeo, exhibiendo su talento en la liga española y en torneos tales como la Copa Mundial de Béisbol Sub-18, donde Frank conectó 12 imparables y produjo ocho carreras en los ocho encuentros.

“Cada año en Sant Boi de Llobregat, hay un torneo de MLB que está lleno de escuchas atentos a los juegos”, dijo Omar. “Fuimos invitados a jugar ahí, pero nunca pensé que iba a ser firmado ni algo así. El béisbol era mi pasatiempo y quería dar todo de mí, porque el béisbol es el deporte que amo, pero en realidad nunca pensé que sería firmado”.

FUENTE: MLB