BOXEO Boxeo Internacional - 

Argentino Puma Martínez gana una histórica unificación ante Kazuto Ioka en Tokio

El boxeador argentino Puma Martínez logró un impresionante triunfo por decisión ante el japonés Kazuto Ioka.

Elías Tuñón
Por Elías Tuñón

El invicto púgil argentino de 32 años de edad Puma Martínez superó de manera clara al japonés Kazuto Ioka 31-3-1 (16 KOs) en combate histórico de unificación en la categoría de peso supermosca, que se llevó a cabo en el Kokugikan Arena de la ciudad de Tokio.

Martínez (17-0, 9 KOs), orgullo del barrio de Boca en Buenos Aires, añadió a sus vitrinas el título de la AMB de las 115 libras, ahora teniendo en su poder dos de los cetros dorados de la categoría, ya que mantenía en su poder el de la FIB previo a este combate.

Los púgiles dieron un espectáculo total ante más de 11 mil personas que acudieron a la cartelera, pero fue Fernando Martínez quien sacó lo mejor, con sus fuertes combinaciones e imponente agresividad arriba del ring.

"Puma" dominó claramente, hasta que el la segunda mitad del pleito el japonés despertó con su ataque y emparejó el combate, buscando el KO ante un argentino que se defendía, evadía golpes y esperaba el contragolpe con su poder en ambas manos.

El oriundo de Buenos Aires, con su pelo teñido de los colores del club Boca Juniors tomó un segundo aire, mientras escuchaba las trompetas y cánticos al mejor ritmo de la hinchada Xeneize para cerrar el choque de gran manera y llevarse el triunfo en la decisión unánime (116-112; 117-111; 120-108).

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/ESPNArgentina/status/1809922886146121853&partner=&hide_thread=false

Lágrimas de un Puma Martínez, que mostró su poderío en Tokio

“Estoy muy emocionado. Para vos viejita linda, para mis hermanos y hermanas, para todos los Martínez. Los quiero un montón. Gracias a Japón, por la gente. Estoy muy agradecido con ustedes y espero volver a venir”, mencionó entre lagrimas Martínez luego de darse la decisión de los jueces.

"Tiré todo, lo di todo y se aguantó todos los golpes. El público quería guerra y la tuvo”, finalizó el ahora campeón AMB y FIB de la categoría supermosca.

Un 7 de julio emotivo para los sudamericanos, con un boxeador que ha igualado a sus héroes de antaño, como Pascual Pérez en 1954, Horacio Accavallo en 1966 y Nicolino Locche en 1968 que sacaron triunfos memorables en territorio asiático.

Ahora, nuevos retos llegarán a la puerta de Puma Martínez, como otra unificación, ante los otros dos campeones actuales, el también japonés Kosei Tanaka y el joven prodigio estadounidense Jesse "Bam" Rodríguez.