COPA AMÉRICA Noticias - 

Ni Sánchez ni Vidal....¡Aránguiz!

El volante Charles Aránguiz apareció en el momento exacto para lucir su fútbol y llevar a Chile a cuartos de final, con un Arturo Vidal en recuperación de su escándalo automovilístico, y un Alexis Sánchez recién prendiendo motores.

Después de dos partidos metido en faenas de defensa más que de ataque, el juego con Bolivia, en el que Chile goleó 5-0 y se alzó con el primer lugar del grupo A, fue el desahogo para el volante Charles Aránguiz quien anotó dos de los tantos.

Aránguiz marcó el siempre difícil primer gol del juego, pero que abrió una noche que confirmó a Chile en su deseo por ganar por primera vez la Copa América. El volante del Internacional de Brasil, se anotó con el tercer gol de la noche y se instaló como figura de ‘La Roja’.

La virtud del volante de 26 años, fue haberse puesto el equipo al hombro cuando éste se resquebrajaba debido al escándalo de Vidal (Juventus/Italia) arrestado tras chocar ebrio su lujoso deportivo, el martes pasado, en medio de la concentración de Chile en esta copa.

A esto se sumaba la irregular actuación del astro Alexis Sánchez, el artillero del Arsenal inglés, que no había logrado consolidar su juego ni marcar un gol en el torneo. El ‘niño maravilla’ pudo romper ese maleficio y anotó el segundo tanto de la dulce goleada chilena ante Bolivia.

Con Vidal un poco frenado en el mediocampo, Aránguiz se adelantó unos metros y colaboró en la construcción de las jugadas de peligro junto a Jorge Valdivia, y causó daño en el ala izquierda de la defensa boliviana.

Tras el juego, las loas hacia Aránguiz se multiplicaron, e incluso, un periodista alemán durante la conferencia de prensa del técnico Jorge Sampaoli, aseguró que un importantísimo club de su país estaba tras los pasos del volante chileno.

Aránguiz, "es un todocampista. Puede llegar al gol, ser contención, hoy fue extraordinario. De los mejores de la copa. Charles está en el momento preciso para explorar un fútbol competitivo como el alemán", dijo Sampaoli.

- Altos y Bajos -

La vida futbolística del ‘príncipe’ Aránguiz ha tenido luces y sombras. Inició su carrera en Cobreloa en el 2007 y dos años después pasó a Colo Colo cuya vitrina le permitió dar el paso al fútbol argentino donde recaló en el Quilmes.

Sin marcar goles debido a su irregular juego, Aránguiz selló una mala experiencia que lo devolvió a su país en el 2011 para enrolarse a la Universidad de Chile que dirigía un tal Jorge Sampaoli.

Hizo dupla en el mediocampo Junto a Marcelo Díaz (con quien cumple las mismas funciones en la selección chilena) y ganaron tres campeonatos nacionales y la Copa Sudamericana-2011, el primer trofeo internacional del club ‘universitario’.

Aránguiz, clasificó al Mundial de Brasil con la selección chilena y se transformó en la figura de su equipo en el ya mítico partido en el que Chile eliminó a la entonces campeona España.

Tras ello, fue comprado por el Internacional de Brasil que se ha negado a venderlo, aunque dicen por ahí que los dos goles marcados por Aránguiz ante Bolivia, fueron festejados en un bar de Münich por un exitoso extécnico del FC Barcelona.

FUENTE: AFP