Béisbol Béisbol -  11 de julio 2011 - 00:00hs

EEUU 6, Resto del Mundo 4 en juego de promesas

PHOENIX (AP). Austin Romine de los Yanquis conectó el domingo un cuadrangular solitario para la carrera de la ventaja frente al dominicano Kelvin Herrera de Kansas City en un octavo inning de tres carreras que le dio la victoria a Estados Unidos por 6-4 sobre el Resto del Mundo en el encuentro de Promesas del Juego de Estrellas.

Jason Kipnis de los Indios de Cleveland pegó cuadrangular para abrir la primera entrada y Estados Unidos logró una ventaja temprana de 3-0.

Grant Green, de Oakland, fue elegido el Jugador Más Valioso por empezar la remontada en la octava entrada con su segundo doblete del encuentro.

El dominicano Alfredo Silverio de los Dodgers de Los Angeles bateó un largo vuelacercas de dos carreras para que Drew Pomeranz de Cleveland dejara la lomita en una sexta entrada de cuatro anotaciones, mientras el mexicano Sebastián Valle de los Filis empató con un doblete productor al jardí­n izquierdo.

Jurickson Profar, bateador ambidiestro de Texas y con 18 años, pegó entonces un triplete al primer lanzamiento de Kyle Gibson de Minnesota para la ventaja de 4-3. Profar es un campocorto que jugó para Curazao en la serie mundial de Ligas Menores en 2004 y 2005.

Green abrió la remontada de la octava entrada contra Herrera con un doblete, Tim Beckham de Tampa Bay lo llevó al plato para el empate y dos outs después, Romine pegó sencillo al izquierdo. Romine, que se fue de 2-2, es en el equipo de Trenton de la Doble A, detrás de Jesús Montero, otro gran prospecto de los Yanquis que está en el equipo Scranton/Wilkes-Barre de Triple A.

Nolan Arenado de Colorado, sacó del juego a Herrera, el perdedor, con un doblete al jardí­n derecho.

Jarred Cosart de Filadelfia ponchó a dos en la octava para anotarse la victoria. Matt Harvey de los Mets sacó el out final para llevarse el salvamento.

Mike Piazza dirigió al equipo estadounidense a su séptima victoria en 13 ediciones del Juego de Promesas. Luis González, cuyo sencillo en la novena contra el cerrador panameño de los Yanquis Mariano Rivera significó la victoria en el séptimo partido de la Serie Mundial del 2001 en el estadio local, fue el piloto del equipo del Resto del Mundo.

Bryce Harper, la selección número uno amateur del año pasado, se fue de 4-0 con dos ponches y dos roletazos. Fue ponchado con un strike cantado ante una bola rápida del colombiano derecho de Atlanta Julio Teherán en la primera entrada.

El derecho de San Luis Carlos Martí­nez, de la República Dominicana, impresionó con una bola rápida de hasta 157 kilómetros por hora (98 millas por hora) en la cuarta entrada.

FUENTE: Agencia AP