Boxeo Boxeo - 

Panam: Las familias son la otra cara del boxeo

GUADALAJARA, México (AP). Nada más ganar el combate que le aseguró el domingo una medalla de bronce en su debut en unos Juegos Panamericanos, el púgil mexicano Oscar Valdez se fundió en un emotivo abrazo con su abuela y su madre.

Es la otra cara del boxeo. Un deporte que no es probablemente el que una madre sueña para su hijo.

"Es muy difí­cil aceptarlo", dijo a la AP Gloria Fierro, de 38 años, madre de Valdez. "Pero todo lo que él desea tengo que apoyar y aquí­ estamos".

Valdez, de 20 años, derrotó 22-8 al ecuatoriano Luis Porozo y avanzó a las semifinales del peso gallo (56 kilogramos). El bronce _se entregan dos en la competencia_ ya lo tiene asegurado.

"Es rara la vez que mi familia viene a verme, así­ que ahorita mismo estoy muy emocionado", afirmó Valdez. "Ellos me han dado mucho ánimo, además del público".

"Realmente, me emocionó", añadió.

Su madre estaba en Guadalajara, pero no quiso ver la pelea. Sólo entró para celebrar el triunfo, porque no aguanta los nervios cuando ve a su pequeño cruzando golpes contra un adversario.

"Trato de no verlo. En cuanto él entra, yo salgo", explicó. "Los nervios me ganan. Ya cuando veo que la cosa está más arribita, me regreso más confiada".

Valdez nació en los Estados Unidos, pero compite por México. Tiene la doble nacionalidad. El púgil compatibiliza los estudios con un deporte que lleva practicando desde los ocho años.

"Sufrimos mucho", admitió la abuela del deportista, también llamada Gloria Fierro, de 58 años. "Pero ahora estamos felices porque ha ganado".

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: