Fútbol Fútbol -  22 de mayo 2021 - 12:12hs

Lille y París SG se juegan el título de la Ligue 1 en la última jornada

Tras 37 fechas, la loca temporada de la Ligue 1 llega a su fin con Lille y París SG jugándose el título y con seis clubes tratando de evitar el tener que jugar una eliminatoria por mantenerse en la élite.

A diferencia del París SG, el Lille depende de sí mismo. Con 80 puntos, uno más que los capitalinos, los Dogos serán campeones si ganan al Angers (12º). También conquistarán su cuarto título (el primero desde 2011) si igualan o mejoran el resultado del PSG en Brest (16º).

Sería "excepcional" conquistar el título ante un club como el PSG, "con un presupuesto increíble y estrellas mundiales", admitió Christophe Galtier, técnico de un Lille que la semana pasada ya dejó escapar la posibilidad de sentenciar el campeonato, al no pasar del empate contra el Saint Etienne (0-0). Pero antes de celebraciones "tenemos que estar lúcidos y fríos, dejando de lado las emociones", reclamó el entrenador.

Imbatidos lejos de su estadio desde noviembre en la Ligue 1, los Dogos se enfrentan a un equipo que no se juega ya nada y que ha perdido cinco de sus últimos seis partidos.

El único aliciente para el Angers es ofrecer una última victoria a Stéphane Moulin, su emblemático entrenador que dejará el puesto al término de la temporada tras 10 años en el banquillo.

A Neymar, que volverá a jugar tras sanción, Mbappé y el resto de estrellas del París SG no les queda otra que cumplir ganado al Brest y esperar que lleguen buenas noticias desde Angers.

Pero el equipo que entrena Mauricio Pochettino, que el pasado miércoles ganó al Mónaco la final de la copa (2-0), debe desconfiar de un rival que se juega el evitar el repechaje por la permanencia.

También el Mónaco, tercero con 77 puntos, tiene opciones de título, pero son mínimas y pasan por ganar al Lens (6º) y que Lille y PSG pierdan, teniendo además que superar la desventaja en la diferencia de goles con los Dogos (6 goles).

El principal objetivo para los del Principado es conservar la tercera plaza que les permitirá jugar la próxima Liga de Campeones frente a un Lyon (4º con 76 puntos) que se enfrenta a un Niza que no se juega nada, en lo que será el último partido del delantero holandés Memphis Depay, que este viernes confirmó que se marchará del OL al acabar la temporada.

"Será emocionante para mí, pero no olvido que tenemos que ganar", declaró el delantero neerlandés, en Lyon desde 2017, a L'Equipe.

Salvo catástrofe, el Marsella (6º) de Jorge Sampaoli tiene garantizada su clasificación para la Europa League. El técnico argentino, no obstante, no podrá dirigir a su equipo frente al Metz (10º), al haber sido sancionado tras su expulsión contra el Angers en la jornada anterior.

Si la lucha por el título está al rojo vivo, igualmente emocionante está la pelea en la zona baja, no por el descenso (ya que Nimes y Dijon han perdido ya la categoría), sino por evitar la 18ª plaza, que obliga a jugar una eliminatoria contra el tercero de la Ligue 2 para permanecer en la elite.

Desde el Reims (13º con 42 puntos) al Nantes (18º con 40), seis equipos están separados por dos puntos y todos son susceptibles de tener que jugar esa eliminatoria.

Cuatro de ellos van a enfrentarse en dos 'finales': Reims-Burdeos (14º con 42) y Estrasburgo (15º)-Lorient (17º, ambos con 41 puntos), por lo que el Nantes, que ocupa actualmente esa plaza, depende de sí mismo y asegurarían la permanencia venciendo al Montpellier (8º).

A priori, el que peor lo tiene es el Brest, rival del PSG.

FUENTE: AFP

En esta nota: