Fútbol Fútbol -  25 de junio 2010 - 10:00hs

Mundial: Cuando una llave se presta para soñar en grande

JOHANNESBURGO (AP). Ganar el Grupo A le trajo a Uruguay un beneficio adicional en la Copa del Mundo: caer dentro de una llave de la segunda ronda con un camino hacia las semifinales despejado de las grandes potencias del fútbol.

Uruguay tiene una oportunidad inmejorable de avanzar lejos en Sudáfrica.

Su primera valla se presenta el sábado, cuando a la Celeste le toque abrir los octavos de final frente a Corea del Sur en Port Elizabeth. Si supera el cruce, el siguiente rival saldrá del ganador entre Estados Unidos y Ghana, que jugarán por la noche en Rustenburgo.

Se trata de rivales que no tienen el mismo peso histórico de Argentina, Inglaterra y Alemania, los cuales se ubican en el otro extremo de la llave.

Pero los uruguayos no quieren hacer planes por adelantado y no se fí­an mucho de Corea del Sur, al recordar que el equipo asiático fue el sorpresivo semifinalista cuando en 2002 organizó el torneo junto con Japón.

"En todos los partidos (Surcorea) se ha mostrado mejor en ataque que en defensa", advirtió el técnico uruguayo Oscar Washington Tabárez al tomar apunte de la estadí­stica de cinco goles a favor y seis en contra de los surcoreanos.

Además, los uruguayos deben tener presente que desde hace tiempo no asomaban la nariz en las instancias de vida o muerte de un Mundial. La última fue en Italia 1990, precisamente con Tabárez como entrenador, en la que perdieron ante el conjunto anfitrión.

Fue por algo que el delantero Diego Forlán mencionó que lo recomendable para Uruguay es mantener un perfil discreto: "que sigan poniendo de candidatos a otros y nosotros seguir partido a partido".

Tanto Ghana como Estados Unidos deben estar pensando que se encuentran en una posición envidiable.

Ambos se midieron en la etapa de grupos hace cuatro años en Alemania, donde el triunfo de Ghana por 2-1 en la última fecha les aseguró convertirse en el único equipo africano que sobrevivió la primera vuelta en esa ocasión. La campaña de las Estrellas Negras en Alemania fue frenada en octavos al perder 3-0 ante Brasil.

Pero Estados Unidos viene entonado tras clasificarse en forma dramática, al ganar el Grupo C por encima de Inglaterra, gracias a un gol en los descuentos de Landon Donovan para el triunfo 1-0 sobre Argelia.

Donovan tiene experiencia en partidos de este nivel, ya que fue el autor de un gol en la victoria 2-0 sobre México en los octavos de final en Corea-Japón 2002. Los estadounidenses tuvieron a maltraer a Alemania en el duelo de cuartos antes de perder 1-0.

Los cruces Argentina-México (Johannesburgo) y Alemania-Inglaterra (Bloemfontein) prometen ser lo más cautivantes en los octavos.

Argentinos y mexicanos vuelven a citarse en la misma instancia, ya que hace cuatro años los Albicelestes salieron airosos con el soberbio zapatazo al ángulo de Maxi Rodrí­guez para sentenciar un 2-1 en un alargue. Con Lionel Messi al mando en la cancha, los argentinos parten como favoritos, pero tienen presente el hecho que sus recientes partidos con México han sido parejos.

Si Argentina pasa e Inglaterra hace otro tanto con Alemania, entonces se podrá hacer realidad un duelo con mucho morbo en cuartos: Diego Maradona, ahora como técnico de Argentina, ante el equipo al cual en México 1986 dejó fuera con dos goles memorables.

A falta de completar el viernes la actividad de los Grupos G y H, los otros duelos de octavos definidos sobre el Paraguay-Japón (Pretoria) y Holanda-Eslovaquia (Durban).

FUENTE: Agencia AP