Atletismo Otros deportes -  10 de agosto 2019 - 00:41hs

Fraser-Pryce tiñe los 200 color lima y Rojas reina en triple salto panamericano

Al revés de la jornada anterior, cuando recogió su frondoso pelo negro con una cinta gris, la jamaiquina Shelly-Ann Fraser-Pryce se soltó la melena, teñida de color verde lima, este viernes en Lima-2019.

Sobre la pista, saliendo desde el carril número seis, Fraser-Pryce dio también rienda suelta a toda su potencia en la final de los 200 metros, que ganó con solvencia y un nuevo registro panamericano, preparando de un modo la escena para la venezolana Yulimar Rojas, que hizo lo propio tres horas después en la final del salto triple.

"Me gusta teñir mi pelo. Así que dije 'Perú, tienes que ver un poco de color'. Es un honor representar a Jamaica y divertirse. Eso es lo que hice hoy", resumió Fraser-Pryce tras recorrer la distancia en 22.43 segundos y pulverizar la anterior marca de 22.45 de la estadounidense Evelyn Ashford, lograda 40 años atrás en Puerto Rico.

Los espectadores limeños vieron color, sí. Pero también 11 finales, un oro inédito para Ecuador, tres récords panamericanos y una imagen para el recuerdo cuando Ederson Vilela, nuevo campeón en los 10.000, rompió a llorar sentado en el podio tras colgarse la medalla y entonar el himno brasileño.

A falta de su gran rival, Caterine Ibargüen, quien el martes compitió en salto largo y se retiró del anhelado duelo del triple por lesión, Rojas puso el 'show' con un vuelo de 15,11 metros que borró la anterior marca de 14,92, registrada precisamente por la colombiana en Guadalajara-2011.

"La eché de menos. La verdad que Ibargüen para mí es pieza clave para las competencias", dijo Rojas, que superó a la jamaiquina Shanieka Ricketts, plata, con marca de 14,77 metros, y a la cubana Liadagmis Povea, con 14,60.

"Estamos para grandes cosas y sé que puedo seguir estirándome más aún de los 15 metros. Vinimos a conseguir la medalla, lo logramos. Aún queda Yulimar Rojas para rato", avisó la campeona.

- La madre más veloz -

El de Fraser-Pryce fue el quinto oro en las pruebas de atletismo para Jamaica, que tenía esperanzas de seguir sumando con los relevos al cierre de una cuarta jornada en que acabó conformándose con un sexto triunfo de Danniel Thomas en el lanzamiento de bala femenino; eso sí, también con récord incluido de 14,55 metros.

"Perú es frío. No es a lo que estoy acostumbrada. Pero definitivamente traje algo de sol hoy", bromeó tras su victoria Fraser-Pryce, quien dio a luz en agosto de 2017 y llegó fuerte a la cita limeña, convertida en la madre más veloz del planeta a sus 32 años.

Jamaica quedó fuera de las medallas en ambos relevos por equipos: sin el concurso de Fraser-Pryce o Elaine Thompson, las islañas acabaron quintas, dejando el oro para Brasil, la plata para Canadá y el bronce para Estados Unidos. Por los hombres se repitió el podio, salvo por la presencia de Trinidad y Tobago en el segundo escalón.

La programación empezó con el triunfo de la estadounidense Kara Winger en el lanzamiento de jabalina, por delante de la canadiense Elizabeth Gleadle y su compatriota Ariana Ince.

- Si a la primera no se puede... -

Ecuador también hizo sonar el himno en los 200 con la eléctrica victoria de Alex Quiñonez, quien dejó atrás al trinitense Jereem Richards y el dominicano Yancarlos Martínez, gracias a un crono de 20.27. "Esta medalla no es solo mía. Es muy importante para mi país y no quería defraudarlo, tenía nervios", se sinceró Quiñonez.

Pero el oro que más se resistió cayó finalmente del lado de Laura Galván en los 5.000 metros, después de que la mexicana quedara fuera del podio apenas una hora antes en la carrera por los 1.500.

"Me siento muy feliz, sobre todo porque corrí 1.500 y no me fue como esperaba. Quería esa medalla. Cuando vi que se me fue la anterior, lo único que pensé fue en correr la siguiente carrera. Más que energía eran mis ganas de agarrar una medalla", declaró Galván, que rompió de paso el récord mexicano con un tiempo de 15:36.08 minutos, imposible para la canadiense Jessica O'Connell y la estadounidense Kimberley Conley, plata y bronce, respectivamente.

FUENTE: AFP