Otros deportes -  3 de noviembre 2019 - 01:49hs

Trump asiste a otro evento deportivo, ahora en UFC

NUEVA YORK (AP) — En la política suele haber golpes. Pero el presidente Donald Trump decidió que una buena forma de distraerse momentáneamente de la investigación de juicio político que enfrenta era presenciando el sábado otro deporte rudo.

Y su llegada generó reacciones divididas durante una función de la UFC en el Madison Square Garden.

Resonaron abucheos y ovaciones cuando Trump, acompañado por sus hijos adultos Don Jr. y Eric y por varios legisladores republicanos, ocupó su asiento antes de la serie de combates de artes marciales mixtas, que se transmitía por televisión en la modalidad de pago por ver.

Con todo, la reacción fue menos hostil que la generada por Trump el domingo pasado, cuando se presentó en un juego de la Serie Mundial en Washington. Durante ese encuentro, Trump se topó con sonoros abucheos y con un coro de varios espectadores que pedían: “¡Enciérrenlo!”.

Aunque un sangriento combate de artes marciales mixtas sería una sede inusitada para un presidente, Trump ha tenido vínculos con la UFC desde hace años. Se sentó a unas cuantas filas de la jaula donde los combatientes se propinaron patadas y puñetazos.

Uno de los gladiadores, Gregor Gillespie, fue noqueado tras recibir una patada y quedó inconsciente por un momento. Trump atestiguó el impacto, sin mostrar reacción alguna.

Cuando Gillespie se incorporó, el presidente aplaudió.

Con frecuencia, Trump saludó a la multitud durante la función UFC 244, donde el principal combate era entre el mexicano-estadounidense Nate Díaz y Jorge Masvidal, en pos de un nuevo cinturón denominado BMF, las siglas de una frase soez.

El cinturón sería entregado por el exluchador y actual actor conocido como The Rock.

Los vínculos de Trump con el líder de la UFC Dana White se remontan a 2001, cuando el actual mandatario albergó un combate de artes marciales mixtas en su hotel Trump Taj Mahal, actualmente desaparecido, en Atlantic City, Nueva Jersey.

White, quien ha señalado que “jamás podría decir algo negativo sobre Donald Trump”, pronunció discursos en la Convención Nacional Republicana de 2016, en Cleveland.

FUENTE: JONATHAN LEMIRE