Otros deportes -  6 de abril 2014 - 02:00hs

El suizo Cancellara gana por tercera vez la Vuelta a Flandes

El suizo Fabian Cancellara (Trek) cumplió los pronósticos y ganó por tercera vez la Vuelta a Flandes, una de las grandes clásicas ciclistas, disputada este domingo entre Brujas y Oudenaarde, con 359 km de recorrido.

Cancellara, ganador en 2010 y 2013, igualó con esta victoria el récord de triunfos en esta prueba.

El suizo, gran favorito a la victoria antes de iniciarse la prueba, ganó al esprín a sus tres compañeros de fuga, los belgas Greg Van Avermaet, Sep Vanmarcke y Stijn Vandenberghe.

Para el quinto puesto, el noruego Alexander Kristoff, vencedor de la Milán-San Remo hace 15 días, superó al holandés Niki Terpstra.

El belga Tom Boonen, que buscaba una cuarta victoria en Flandes, fue séptimo.

Cancellara, de 33 años, logra así su primera victoria de la temporada, después de su segundo puesto en la Milán-San Remo.

La edición 2014 de la Vuelta a Flandes estuvo marcada por las numerosas caídas (las más destacadas las del belga Jürgen Roelandts, el ucraniano Yaroslav Popovych, el suizo Gregory Rast y el ruso Vladimir Isaichev) en una jornada de cielo muy cubierto.

La más grave de todas ellas se produjo, no obstante, al poco de iniciarse la carrera. El belga Johan Vansummeren atropelló a una mujer de 65 años que se encuentra en estado crítico, mientras que el ciclista fue evacuado en ambulancia con posibles fracturas en la cara, informó la policía a la agencia de prensa Belga.

En el aspecto deportivo, un grupo de 11 corredores se escapó a la hora de carrera y sus últimos supervivientes fueron alcanzados por el pelotón en la subida al Koppenberg, la 12ª de las 17 de la carrera.

A unos 35 kilómetros para meta, se formó otro grupo de 13 corredores, con todos los favoritos a la victoria.

Poco después atacó Van Avermaet y se escapó en compañía de Vandenbergh.

Por atrás, el grupo de perseguidores no se entendió y fue alcanzado por el pelotón.

En el tercer ascenso al Quaremont, a 20 km para la llegada, Cancellara aceleró y se llevó con él a Vanmarcke, repitiendo la escena que se dio el año pasado en la París-Roubaix, la otra gran clásica de los adoquines.

Van Avermaet, que no recibió relevos de Vandenbergh, dejó a éste en la subida al Paterberg, a 13 kilómetros, pero gracias a la ayuda de Cancellara y Vanmarcke, dio caza de nuevo al primero y estos cuatro corredores se disputaron la etapa al esprín.

"Ha sido muy duro (...) pero es fantástico cruzar la meta... y repetir éxito es aún mejor. No tengo palabras para definirlo", declaró el ganador.

"Lo siento por Bélgica, porque gano a tres belgas, pero soy muy feliz", añadió en tono de broma.

En el palmarés de esta prestigiosa prueba, Cancellara iguala el récord de victorias, con tres, que comparten el belga Achille Buysse (entre 1940 y 1943), el italiano Fiorenzo Magni (entre 1949 y 1951), y los belgas Eric Leman (entre 1970 y 1973), Johan Museeuw (entre 1993 y 1998) y Tom Boonen (entre 2005 y 2012).

FUENTE: AFP