Fútbol Fútbol Internacional -  28 de julio 2022 - 13:41hs

FC Barcelona y sus fichajes, ¿Dónde quedó la crisis?

El FC Barcelona lleva gastados 153 millones de euros más 24 en variables en jugadores para reforzar la plantilla rumbo a la temporada 22/23.

El mercado del FC Barcelona hasta el momento es: Robert Lewandowski por 45 millones de euros más 5 millones en variables, Raphinha por 58 millones de euros más 9 M en variables, Koundé 50 M€ más 5 M€ en variables, Pablo Torre 5 M€, Kessié libre, Christensen libre y Dembélé renovó su contrato hasta 2024.

Con la llegada de Jules Koundé pareciera que fuera el último fichaje del club de cara a la temporada 22-23, sin embargo según diversos medios, los blaugranas están detrás de Cesar Azpilicueta y Marcos Alonso, ambos del Chelsea de la Premier League.

Hace un año, el Barcelona estaba en una situación económica compleja, lo que llevó a que vendieran a su máxima estrella, Lionel Messi. La entidad culé alcanzó un límite salarial negativo de 144 millones de euros, situándose como el peor de entre todos los equipos de primera división, todo esto en la era de Josep María Bartomeu.

Las pérdidas durante las temporadas del 2019 al 2021 ascendieron a 481 millones de euros. Joan Laporta las definió "las peores cuentas de la historia"

¿CÓMO HACE EL FC BARCELONA PARA FICHAR EN MEDIO DE UNA CRISIS?

El FC Barcelona gestionó ciertas palancas económicas, que son ventas parciales de activos con las que obtienen dinero de inmediato y que sirven para lograr mejorar sus cuentas, en este caso también gestionar los fichajes. Según las define el diario AS, en un artículo detallo sobre el tema.

De momento hay dos palancas, las relacionadas con el merchandising y con los derechos televisivos. La primera palanca ha sido BLM, la sociedad que gestiona los productos oficiales del club, como las camisetas, tazas, bolígrafos, bufandas, etc. En la Asamblea se aprobó la venta del 49′9%, por la que esperan recibir 200 millones de euros.

La segunda ha sido la de los derechos de televisión. En la Asamblea se aceptó que fuera del máximo del 25% durante unos años. El primer porcentaje ha sido del 10% y lo han vendido a Sixth Street durante los próximos 25 años. Por esta venta de activos recibieron 207 millones de euros.