FÚTBOL Fútbol Internacional - 

Jugadores de Ucrania se motivan en el arranque de liga

"Estamos vivos": los futbolistas de Mariúpol en Ucrania se encuentran motivados en la reanudación del fútbol en medio de la guerra.

El FSC Mariúpol se entrena ahora en el minúsculo estadio de Demydiv, a 20 kilómetros al norte de Kiev, pero a cientos de kilómetros de su localidad, de donde los jugadores lograron escapar antes de que los rusos tomaran el control por completo.

Oleksandre Yaroshenko, el presidente del club, explicó a la AFP que motiva a sus protegidos diciéndoles que no juegan simplemente al fútbol sino que deben hacerlo porque son Mariúpol.

Dos días antes de la invasión rusa lanzada el 24 de febrero, el equipo estaba jugando un partido amistoso, recuerda Yaroshenko, cuando nadie esperaba un ataque.

A partir del 24 de febrero cayeron las primeras bombas sobre la ciudad, rodeada en pocos días por las fuerzas rusas. Pronto, se cortaron la electricidad y el agua corriente. En ese momento, los futbolistas y entrenadores se refugiaron en la sede de FSC Mariúpol en el centro de la urbe.

Yaroshenko, que también tiene un negocio en el sector sanitario, se ofreció como voluntario para coordinar las instalaciones médicas en la ciudad, que se enfrentaba en ese momento a bombardeos masivos y destructivos.

Primero, pidió a los jugadores que abandonaran Mariúpol en un autobús oficial estacionado a pocos metros del estadio. Pero, por miedo a dejar a sus seres queridos o ser atacados en el camino, la mayoría se negó.

Fue una semana después cuando cambiaron de opinión para marcharse del municipio.

En esta nota: