JUEGOS OLÍMPICOS Juegos Olimpicos  -  3 de agosto 2021 - 09:28hs

Tokio 2020: Brasil-España, final de prestigio en el fútbol

Brasil y España se enfrentarán el sábado 7 de agosto por el oro de los Juegos Olímpico de Tokio 2020.

Brasil sufrió hasta los penales con México pero terminó vengando la final perdida contra el Tri en Londres-2012, al ganar 4-1 tras 0-0 en los 120 minutos de juego en Kashima, este martes, y ahora peleará por el oro con España, que superó en Saitama a Japón por 1-0 con un golazo de Marco Asensio, en la segunda semifinal del torneo masculino de fútbol de Tokio 2020.

La final inédita del sábado en Yokohama enfrenta a dos potencias con jugadores estelares que tratan bien la pelota y resulta un menú apasionante para los amantes del fútbol. Brasil defiende el título de Rio-2016, mientras que la Roja quiere reverdecer aquellos laureles logrados en Barcelona-1992.

Un día antes, el Tri Olímpico peleará por la medalla de bronce frente a Japón.

Tras un partido intenso en el primer tiempo que fue cayendo de nivel en el segundo y sobró la prolongación por las escasas situaciones de gol, Brasil festejó la victoria gracias a una tapada de Santos desde los 12 pasos a Eduardo Aguirre y un remate desviado de Johan Vásquez, combinado con la eficacia de Dani Alves, Gabriel Martinelli, Bruno Guimaraes y Reinier al rematar.

Carlos Rodríguez fue el único mexicano que movió la red desde el punto penal.

Plata en 1984, 1988 y 2012, y bronce en 1996 y 2008, Brasil sigue a paso firme aunque sin brillar demasiado en su objetivo de convertirse en bicampeón olímpico, aunque necesitará mucho más de Richarlison en el juego decisivo para retener la corona.

En cuartos de final, Brasil se había sacado de encima al campeón africano Egipto (1-0), al tiempo que España necesitó ir a la prolongación para deshacerse de Costa de Marfil (5-2 tras 2-2, gracias a un triplete del ingresado Rafa Mir).

Esta noche en Saitama, Mir fue titular, pero tuvo la pólvora mojada frente a un Japón que, liderado por la zurdita de Takefusa Kubo, le jugó de igual a igual al once de Luis de la Fuente y exigió físicamente al máximo a los españoles.

FUENTE: AFP

En esta nota: