MUNDIAL Mundial 2014 -  26 de junio 2014 - 07:54hs

El Mundial cierra su primera fase pendiente de Cristiano y fallo sobre Suárez

El Mundial Brasil-2014 echa el cierre este jueves a su espléndida fase de grupos de acento 'portuñol' con una última fecha marcada por el probable adiós de la Portugal de Cristiano Ronaldo y la expectación por el fallo de la FIFA sobre el uruguayo Luis Suárez.

Portugal, último en el Grupo G, necesita golear a Ghana (16H00 GMT) para seguir en el campeonato pero tampoco sería suficiente si a la misma hora el choque entre los líderes de la llave, Alemania y Estados Unidos, acaba en un empate que clasifica a ambos.

Los jugadores de Portugal no creen en un arreglo entre los técnicos de Estados Unidos y Alemania, los amigos y excolaboradores Jürgen Klinsmann y Joachim Löw, pero la carambola es de tal calibre que Cristiano ya parece resignado a empezar sus vacaciones.

"Estaría mintiendo si dijera que éramos una de las mejores selecciones", reconoció el astro del Real Madrid, ganador del último Balón de Oro.

Lastrado por sus problemas de rodilla y un equipo limitado, el goleador insaciable sigue sin estrenar su casillero en Brasil y, si tampoco despierta ante Ghana, puede ser la gran decepción individual del torneo.

En el último grupo mundialista en juego, el H, Bélgica (6 puntos) juega ya clasificada a las 20H00 GMT contra la última de la llave, Corea del Sur (1).

A la misma hora, Argelia parte con ventaja para lograr el otro boleto al tener tres puntos mientras su rival Rusia cuenta con uno.

- Figuras y fiascos -

La primera fase del Mundial ha deparado un fútbol atractivo y una montaña de goles -casi 3 de media por partido- en un ambiente festivo y con menos protestas de las esperadas en Brasil.

El campeonato se tomará un respiro el viernes y volverá al día siguiente con los primeros choques de octavos en una jornada plenamente latinoamericana: Brasil-Chile y Colombia-Uruguay.

El domingo jugarán México contra Holanda y Costa Rica ante Grecia. Los otros cruces ya definidos son el Francia-Nigeria del lunes y el Argentina-Suiza del martes.

América Latina logró colocar en la segunda fase a siete de sus nueve equipos -quedaron fuera Ecuador y Honduras- recordando el mandamiento de que ninguna escuadra foránea ha podido levantar una Copa del Mundo disputada en la región.

Dos cracks latinos, el argentino Lionel Messi y el brasileño Neymar, se encaminan hacia un duelo épico en la Copa del Mundo y ya se han instalado en lo más alto de la tabla de artilleros con cuatro goles cada uno.

Compañeros en el FC Barcelona, Messi y Neymar han sabido resistir la extraordinaria presión de liderar a dos selecciones que por ahora son más favoritas por nombre que por juego.

En Brasil también han brillado figuras consagradas como los holandeses Robben y Van Persie, el francés Benzema y el alemán Thomas Müller, y han emergido estrellas del futuro como el belga Eden Hazard, el suizo Xherdan Shaqiri, el colombiano James Rodríguez y el costarricense Joel Campbell.

También hubo espacio para récords. El alemán Miroslav Klose alcanzó al brasileño Ronaldo como máximo anotador de la historia de los mundiales, con 15 goles, y el colombiano Faryd Mondragón se convirtió en el futbolista más mayor en jugar una Copa del Mundo con 43 años y tres días.

Entre las decepciones aparecen los ilustres Wayne Rooney, Mario Balotelli e Iker Casillas, como símbolos de los gigantes caídos Inglaterra, Italia y España que no supieron defender su corona.

Entre los equipos clasificados, Costa Rica fue el invitado menos esperado a la cita de octavos al dejar en el camino a Inglaterra e Italia.

Chile eliminó a España, Colombia fue un vendaval con tres victorias y México resucitó de su desastrosa clasificación y puso entre las cuerdas a Brasil (0-0) ante una afición que no daba crédito y que tardará en olvidar al arquero Guillermo Ochoa.

- El caso Suárez -

Uruguay, semifinalista en Sudáfrica-2010, merece un capítulo aparte. En Brasil hizo una nueva exhibición de carácter al reponerse de una dolorosa primera derrota contra Costa Rica para vencer con triunfos épicos a Inglaterra e Italia.

Sin embargo, la gesta ha quedado opacada por la primera gran polémica del Mundial: el aparente mordisco que dio su estrella Luis Suárez al defensa italiano Giorgio Chiellini.

La FIFA está investigando el incidente y tiene en vilo a Uruguay y al resto del mundo futbolístico por conocer su resolución.

El delantero del Liverpool, héroe nacional al reponerse de su lesión a tiempo para anotar un doblete a Inglaterra (2-1), puede recibir una sanción que lo dejaría fuera del Mundial.

Sus compañeros, la Asociación Uruguaya de Fútbol y hasta el presidente José Mujica han defendido al líder de la Celeste y aseguran que no existen pruebas para sancionarlo.

FUENTE: AFP