NBA NBA -  6 de junio 2022 - 11:10hs

Celtics no ayudó a Jayson Tatum en el 2do juego de las finales de la NBA

Jayson Tatum encontró su puntería con los Celtics tras una mala noche en el primer juego de las finales de la NBA, pero fue el resto de sus compañeros los que no lo acompañaron.

Ahora, en lugar de irse a casa con las finales de la NBA bajo control, los Celtics tendrán que reagruparse tras perder 107-88 el domingo ante los Warriors de Golden State, que igualaron la serie 1-1.

“No creo que tengamos tanta penetración en la pintura”, comentó el técnico Ime Udoka. “Cambiaron unas pocas cosas más. Entonces perdimos el balón y no nos dimos una oportunidad con muchas de esas pérdidas”.

Tatum se recuperó de los 3 de 17 tiros encestados en el primer encuentro y lideró el ataque de los Celtics con 28 puntos. Pero salvo por un rápido inicio de Jaylen Brown, no tuvo ayuda y los Celtics no tuvieron recursos.

Boston perdió cinco balones y encestó cuatro tiros en el crucial tercer cuarto, lo que abrió un déficit de 23 puntos que no pudieron remontar.

Udoka recurrió a la banca en buena parte del último cuarto y dio a sus titulares un necesitado descanso tras la agotadora serie de siete juegos en las finales de la Conferencia Este.

Si los Celtics quieren remontar a los Warriors el miércoles cuando la serie llegue a Boston para el tercer juego, necesitarán que los demás jugadores rindan más como en el primer juego de la serie que como el domingo.

El dominicano Al Horford no tiró a canasta ni una vez en la primera mitad, tras liderar a los Celtics con 26 puntos en el primer duelo, y terminó con dos puntos.

Brown encestó sus tres primeros tiros y anotó 13 puntos en el primer cuarto, pero sólo logró 1 de 11 intentos el resto de la noche y le costó encontrar su ritmo.

A eso se suman 19 pérdidas de balón que se convirtieron en 33 puntos para los Warriors, y que Tatum no tuvo ayuda en ataque.

“En cierto modo es tan simple como que tenemos que cuidar la pelota”, dijo Tatum. “Lo hemos hecho, y somos un gran equipo cuando cuidamos la pelota. Pero tenemos esos lapsos en los que nos desmoronamos, acumulamos las pérdidas de balón y nos cavamos un hoyo”.

FUENTE: AP

En esta nota: