TENIS Tenis -  5 de enero 2022 - 08:47hs

Australian Open: Novak Djokovic en el ojo de la tormenta

El número uno en el ranking ATP, Novak Djokovic, recibió una derogación para poder competir en el Australian Open, pese a no tener la vacuna contra el Covid-19.

La emoción en la derrota de septiembre en el US Open parecía haber acercado a Novak Djokovic al público, pero el número uno mundial se arriesga a ver cómo eso cambia en Melbourne, donde ha recibido una derogación para poder participar en el Australian Open.

Djokovic, que se ha sentido menos querido por el público que otras estrellas como Roger Federer o Rafa Nadal, recibió un apoyo inesperado del público cuando terminó con lágrimas por la derrota en la final del US Open.

El tenista serbio anunció el martes su viaje a Melbourne gracias a una derogación, algo que fue confirmado por la Federación Australiana de Tenis (TA). Pero ni el jugador de 34 años ni la instancia han precisado los motivos de la exención, aludiendo al secreto médico y al anonimato de los dosieres, algo que ha generado polémica.

Abiertamente opuesto a la vacuna contra el covid-19, Novak Djokovic optó por un misterioso silencio sobre su situación personal referente a ese asunto, ante la obligación decidida por Australia de que los viajeros que lleguen al país tengan la pauta completa.

Un silencio que, sin embargo, parecía acompañar de una gran tranquilidad, como si supiera o intuyera que sí podría estar en Melbourne para defender su título.

¿Abucheos?

"Sería muy sencillo para él mostrar en las redes sociales que ha tenido el covid", declaró al diario francés L'Équipe el estadounidense Noah Rubin, 391º mundial y gran defensor de los jugadores peor clasificados en el ránking.

"Todo el mundo pasaría a otra cosa. Su equipo y él son conscientes de la imagen que eso envía. Se arriesga a no ser dejado tranquilo por el público después de esto. No me sorprendería que fuera abucheado al entrar a la pista, teniendo en cuenta todos los esfuerzos que los australianos han hecho desde el inicio de la pandemia", afirmó.

Únicamente cinco razones, enumeradas por el Ministerio de Sanidad australiano, son válidas para entrar sin vacunar al territorio australiano. Entre ellos están problemas cardíacos graves, alergias importantes a la vacuna o haber contraído el virus en los últimos seis meses. Esa razón parecería la más probable en el caso de Novak Djokovic.

Pero el serbio sería reacio a hablar de su estado de salud, principalmente para no dar pistas a sus adversarios.

'Nole' desveló el pasado año, tras su laboriosa victoria en la tercera ronda en Melbourne, que había tenido un desgarro en los músculos abdominales, pero ello no le impidió conquistar unos días después su noveno Australian Open.

"En el primer avión de regreso"

Los confinamientos contra el covid-19 han sido especialmente largos y rigurosos en Australia. Por ello, el presidente de la TA, Craig Tiley, pidió a Djokovic que explicara por qué ha sido autorizado a viajar a Melbourne.

"Sería realmente útil si Novak explica las condiciones por las que ha pedido y obtenido una exención médica", declaró Tiley a la prensa.

"Lo animo a que hable de ello a la comunidad (...) Hemos pasado por un periodo muy difícil en estos dos últimos años y apreciaría algunas respuestas sobre ello", añadió.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, señaló que el jugador podría tener que montar "en el próximo avión de regreso" a su casa si las razones de exención eran "insuficientes" al llegar a Melbourne.

Más allá de la polémica política y sanitaria, en el plano deportivo el Australian Open gana interés con la presencia del número uno, que aspira a un 10º título en ese torneo. Con ello sumaría su 21º título del Grand Slam, dejando atrás a Federer y Nadal.

FUENTE: AFP