Deportes 12 de marzo 2009 - 15:00hs

Federer vuelve al ruedo y sigue sin entrenador

INDIAN WELLS, California, EE.UU. (AP). Después de una ausencia de seis semanas, Roger Federer vuelve al circuito en el Masters de Indian Wells, pero no espere verle con un entrenador de tiempo completo a su lado.

El suizo no juega desde 1 de febrero cuando sucumbió en cinco sets ante el español Rafael Nadal en la final del Abierto de Australia, una en la que terminó llorando.

En principio iba a jugar en el torneo de Dubai y en la Copa Davis previo al primer Masters de la temporada. Sin embargo, el número dos mundial decidió tomarse descanso por una rebelde molestia en la espalda y de paso probó suerte con el australiano Darren Cahill en busca de un entrenador fijo.

"Pensé que era un buen momento para hacer el experimento", dijo Federer, ganador 13 veces de tí­tulos del Grand Slam y campeón en tres ocasiones en Indian Wells. Cahill "vino a Dubai y trabajamos un poco y decidimos que no iba a funcionar, y acordamos seguir adelante".

"Fue un experimento. Hicimos el tanteo que cómo salí­a todo y meditarlo", señaló Federer. "Para él es duro el compromiso de tantos viajes debido a que tiene hijos. No fue una decisión mí­a. No tuve que hacerlo. Fue él quien decidió".

Por ahora, Federer seguirá trabajando a tiempo parcial con Severin Luthin, capitán del equipo suizo de Copa Davis.

Federer es el segundo preclasificado en Indian Wells y Nadal el número uno, así­ que sólo se pueden cruzar en la final.

El suizo se refirió a la memorable final de Australia, al indicar que "jugué un gran partido durante cuatro sets y medio" hasta que se desinfló.

Nadal también venció a Federer en las finales del Abierto de Francia y Wimbledon en 2008, y el español mantiene una ventaja 13-6 en el historial entre ambos.

Pese a las recientes derrotas, Federer asegura que no se va a rendir y que la rivalidad tiene para más ante un oponente al cual considera como el "más grande" del momento.

"Me siento motivado", declaró Federer. "No sé si todaví­a puede jugar mejor o cuanto yo puedo mejorar, pero estoy a la misma altura ante alguien que se encuentra jugando el tenis de su vida. Eso para mí­ es una buena señal. Es el desafí­o más grande que nunca he tenido".

FUENTE: Agencia AP