Deportes 17 de agosto 2008 - 12:00hs

Nadal y Dementieva se coronan en el tenis

BEIJING (AP). Añádale un oro olí­mpico a la lista de pergaminos de Rafael Nadal. Elena Dementieva finalmente acabó con el maleficio que le perseguí­a en las definiciones de las grandes citas. Fernando González se lleva como consuelo el presumir que es dueño de todos los colores de medallas.

En la antesala de su ascenso a la cima del ranking mundial del tenis, el español Nadal despachó 6-3, 7-6 (2), 6-3 al chileno Fernando González para convertirse en el campeón olí­mpico de singles masculino.

Fue otra demostración de contundencia por parte de Nadal, virtualmente invencible desde marzo. Su victoria en Beijing fue la 38 en sus últimos 39 duelos, una racha que abarca su cuarto tí­tulo seguido en Roland Garros y el primero en Wimbledon.

"Ni en mis mejores sueños me imaginé un año como este", declaró Nadal.

La rusa Dementieva, quien en 2004 perdió mansamente las finales de dos Grand Slams, vino de atrás para vencer 3-6, 7-5, 6-3 a su compatriota Dinara Safina por el cetro femenino de individuales.

Dementieva, quinta cabeza de serie, obtuvo la plata en Sidney 2000 y su tí­tulo en Beijing es el más importante de su carrera.

Su victoria se labró con la complicidad de las 17 doble faltas de Safina, un lastre que en varias ocasiones ha sido al talón de Aquiles de Dementieva.

"Nunca esperé una medalla... oro, plata bronce", dijo Dementieva. "Para mí­ es el mejor momento de mi carrera".

Mejor aún para Rusia fue que Vera Zvonareva completó un 1-2-3 en el podio de individuales femeninos al derrotar 6-0, 7-5 a la china Li Na en el duelo por el bronce.

Rusia fue el primer paí­s en ganar las tres medallas en una rama del tenis desde que Gran Bretaña lo hizo en los individuales femeninos en el año 1908.

En dobles, las hermanas estadounidenses Serena y Venus Williams ganaron el oro al vapulear 6-2, 6-0 a las españolas Anabel Medina Garrigues y Virginia Ruano Pascual.

El sábado, el serbio Novak Djokovic se colgó el bronce del single masculino al ganarle al estadounidense James Blake, mientras que Roger Federer obtuvo el oro de dobles masculino junto con su compatriota suizo Stanislas Wawrinka con el triunfo sobre los suecos Simon Aspelin y Thomas Johansson.

Después de cuatro años y medio, Federer será desplazado de la cúspide del escalafón por Nadal. Pero no tendrá mucho tiempo para celebrarlo, ya que pasará la mayor parte del lunes --el dí­a del cambio-- a bordo de un avión que lo llevará a Nueva York para el Abierto de Estados Unidos.

El triunfo ante González fue prácticamente expedito, con el único apuro grande en un segundo set que definió en un desempate. No cedió un solo game con su saque para darle a España su primer oro en el tenis olí­mpico.

González desaprovechó la única oportunidad que tuvo para torcer el rumbo del partido. Fue cuando dejó escapar un par de set points, de hecho sus primeros en todo el partido, cuando estaba arriba 6-5. Pero Nadal levantó el 15-40 en contra y obligó el desempate, en el que el chileno cometió cinco errores no forzados.

Se alzó con la victoria en su cuarto match point, con una devolución que González apenas pudo rozar con la raqueta.

La plata de González le permitió amasar la colección completa, pues hace cuatro años en Atenas se llevó un oro en dobles, junto con Nicolás Massú, y el bronce en sencillos.

FUENTE: Agencia AP