Béisbol Béisbol -  8 de diciembre 2011 - 22:00hs

Marlins tienen ya estrellas para lucir en su nuevo parque

MIAMI (AP). Un nuevo parque que tuvo un costo multimillonario reluce bajo el sol en el sur de la Florida, con sus grandes vigas y sus estructuras de acero y vidrio. Se trata de un escenario futurista en el corazón de la Pequeña Habana.

Semejante inmueble llama sin duda la atención y, aunque el primer juego en su interior tardará todaví­a cuatro meses en realizarse, el nuevo estadio de los Marlins de Miami ha atraí­do ya negocios, estrellas de las mayores e incluso el escrutinio de investigadores federales.

El parque hizo posible una oleada de gastos sin precedente en la singular historia de los Marlins.

"Tenemos un parque nuevo y glorioso, y queremos jugar bien", dijo el dueño Jeffrey Loria. "Queremos ganar".

Tras años de poca asistencia de los espectadores y de mantener una nómina modesta, los Marlins esperan ahora que acudan multitudes al nuevo estadio. Ante el aumento en los ingresos, Loria se ha lanzado a hacer compras para reforzar su plantel.

Una década después de comprar los Marlins, Loria, experto en adquisición y venta de obras de arte, se ha convertido en un experto en la firma de contratos por varios años. El empresario neoyorquino creció admirando a los Yanquis y de pronto se asemeja al fallecido dueño de ese equipo, George Steinbrenner.

Primero contrató al venezolano Ozzie Guillén, un manager veterano quien a veces hace comentarios tan coloridos como los nuevos uniformes de los Marlins. Luego, Loria concentró su atención en el mercado de agentes libres.

Los Marlins fueron protagonistas de las reuniones de invierno de las mayores, realizadas esta semana en Dallas. Firmaron acuerdos con el dominicano José Reyes, campeón de bateo de la Liga Nacional; el zurdo Mark Buehrle, electo para el Juego de Estrellas, y el taponero Heath Bell, quien también ha jugado el Clásico de Verano. Los convenios totalizaron 191 millones de dólares.

"Me sorprendió un poco que ellos hayan tenido tanto dinero para gastar", dijo Terry Collins, manager del equipo del que se marcha Reyes, los Mets de Nueva York, rivales de los Marlins en la División Este de la Liga Nacional.

Los Marlins fallaron en su intento por contratar al toletero Albert Pujols, considerado el premio mayor entre los agentes libres. El dominicano prefirió irse con los Angelinos de Los Angeles.

Aun así­, la transformación de Miami es tremenda. La oferta de los Marlins a Pujols superó los 200 millones de dólares por 10 años, casi lo mismo de lo que el club habí­a pagado a todos sus jugadores combinados durante el último lustro.

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: