MUNDIAL Fútbol -  9 de mayo 2018 - 16:39hs

MUNDIAL: Con Mané, Senegal busca impresionar como en 2002

DAKAR, Senegal (AP) — Cuando el trofeo del Mundial fue llevado a Senegal como parte de una gira de promoción, el presidente del país Macky Sall experimentó fugazmente la sensación que viven los campeones. Se dirigió al seleccionador nacional Aliou Cisse, y le manifestó su deseo de ganar la copa algún día.

“No pasará mucho tiempo”, dijo optimista el mandatario.

Menuda presión para un equipo que se aventurará apenas en su segundo Mundial.

En 2002, una selección senegalesa conformada por desconocidos llegó hasta los cuartos de final, en una proeza que comenzó con un triunfo por 1-0 sobre Francia, entonces el reinante campeón.

El equipo de 2018 presenta rostros mucho más reconocibles, empezando por el de Sadio Mané, delantero del Liverpool. Ahí está también Keita Balde, extremo del Mónaco, y Kalidou Koulibaly, defensa del Napoli.

Se trata de un plantel cosmopolita, con experiencia en todos los rincones de Europa. En contraste, la plantilla de 2002 militaba casi en su totalidad en el fútbol francés.

Un país con tanto talento debería clasificarse con más frecuencia al Mundial. Los propios senegaleses pensaron que así sería tras el exitoso debut de hace 16 años, donde el equipo nacional rebosó audacia en juego y al festejar sus goles.

Después del triunfo sobre Francia, se declaró una fiesta nacional. Aquella figura todavía entre las mejores actuaciones de una selección africana en un Mundial, junto con la de Camerún en 1990 y Ghana en 2010.

Ni cameruneses ni ghaneses, que llegaron a cuartos de final en aquellos mundiales, jugarán en Rusia.

El ayuno durante el Ramadán representaría un desafío para los senegaleses, muchos de los cuales son musulmanes, incluido Mané. El mes santo concluye unos días antes del primer partido del Mundial.

TÉCNICO

Cisse fue el capitán de aquel equipo de 2002. Vivirá una nueva aventura mundialista, ahora desde el banco.

Cuando volvía a Dakar, tras el triunfo sobre Sudáfrica que aseguró la clasificación, Cisse fue vitoreado por un grupo de hinchas, que lo lanzaron por los aires y corearon canciones en su honor dentro del aeropuerto.

El estratega podría ganar incluso más aprecio. Bruno Metsu, el francés que dirigió a Senegal en 2002, era reverenciado en el país, a tal grado que su imagen está en un muro de la fama en la Place du Souvenir African, que se encuentra en Dakar. En el muro aparecen las efigies de otros africanos notables, incluido Nelson Mandela.

Metsu murió de cáncer en 2013 y está sepultado en esta ciudad.

Pero Cisse ha buscado moderar las expectativas.

ARQUEROS

Khadim Ndiaye era la primera opción de Cisse hacia el final de las eliminatorias. Es uno de los pocos seleccionados que juegan en África, con el Horoya de Guinea, y a sus 33 años es el más experimentado de los arqueros nacionales.

El hecho de que juegue con regularidad le daría una ventaja sobre quienes militan en Europa pero son suplentes.

Abdoulaye Diallo, nacido en Francia, era el titular al comienzo de la eliminatoria, pero una lesión le abrió la puerta a Ndiaye. Diallo suele estar relegado en el banquillo de Rennes.

No puede descartarse a Alfred Gomis, de 24 años. Se crio en Italia y ha tenido bastante actividad en la campaña con el Spal de la Serie A.

DEFENSORES

El central Koulibaly es el titán defensivo de Senegal. Distintos rumores apuntan a que se mudará del Napoli al Barcelona o al Chelsea.

Tras su consolidación como uno de los mejores zagueros de Europa, muchos se preguntan cómo Francia pasó por alto la oportunidad de incorporar a su selección a Koulibaly, nacido en ese país de padres senegaleses.

En abril, después de que un cabezazo de Koulibaly dio un triunfo a Napoli sobre Juventus, incluso diego Maradona publicó una foto de sí mismo, sosteniendo la camiseta del jugador africano.

VOLANTES

La media cancha de Senegal tiene un notorio toque inglés.

Su capitán es Cheikhou Kouyate, de West Ham, a quien se ha comparado con Patrick Vieira. Otro titular probable es idrissa Gana Gueye, del Everton. En las eliminatorias fueron convocados también Cheikh Ndoye del Birmingham y Pape Alioune Ndiaye del Stoke.

DELANTEROS

Mané es la clave en el ataque. Pero está por verse quién lo acompaña y lo abastece.

Balde, Diafra Sakho e Ismaila Sarr se quedarían en el plantel definitivo. Si Cisse quiere experiencia, podría optar por Moussa Sow o Demba Ba, quienes tienen 32 años y juegan en Turquía.

LOS PARTIDOS

Senegal comienza su actividad en el Grupo H el 19 de junio, enfrentando a Polonia en Moscú. Tiene una cita con Japón el 24 y otra con Colombia el 28. El equipo se concentrará en Kaluga, ciudad al suroeste de Moscú.

___

Más de la cobertura deportiva de AP: https://apnews.com/tag/apf-Deportes

FUENTE: AP