Fútbol Fútbol -  27 de junio 2010 - 18:00hs

Mundial: Otra vez Argentina y Alemania en cuartos de final

JOHANNESBURGO (AP). Dos gruesos errores arbitrales, incluida una falla insólita de un juez de lí­nea uruguayo, ayudaron a dar forma el domingo a un nuevo duelo entre Argentina y Alemania en los cuartos de final de la Copa Mundial.

Los dos equipos aprovecharon al máximo los regalos y resolvieron sus duelos de octavos de final con holgura.

Alemania avanzó con una victoria 4-1 sobre Inglaterra, en un partido que pudo haber tenido un desenlace muy diferente si el juez de lí­nea uruguayo Mauricio Espinosa no hubiese ignorado un gol legí­timo de los ingleses cuando el marcador estaba 2-1, y Argentina despachó a México 3-1 después de anotar su primer gol en posición adelantada.

Argentina tendrá así­ la oportunidad de vengar su revés de hace cuatro años ante Alemania, también en los cuartos de final.

Los sudamericanos despacharon por segunda vez consecutiva a México en octavos tras poner en marcha la victoria con un gol de Carlos Tevez en posición adelantada, que ni el silbato italiano Roberto Rosetti ni el juez de lí­nea vieron. La televisión confirmó el fuera de lugar.

En el complemento Tevez anotó otro tanto que no dejó dudas, con un impresionante cañonazo desde 25 metros que entró por un ángulo alto. El tanto restante fue obra de Gonzalo Higuaí­n, quien quedó como lí­der absoluto de la tabla de artilleros con cuatro goles. Javier Hernández descontó por los mexicanos.

En el caso de Alemania, la falla del juez de lí­nea tuvo sabor a revancha, ya que 44 años atrás, en la final del Mundial de 1966, los ingleses le ganaron 4-2 a los germanos en tiempo extra luego de que el juez convalidó un gol en el que la pelota probablemente no cruzó la raya.

Alemania nunca olvidó ese episodio, que se produjo cuando el partido estaba 2-2, y siempre dijo que la falla decidió el choque.

El domingo los que despotricaron contra el árbitro fueron los ingleses. El uruguayo Jorge Larrionda no convalidó lo que habí­a sido un gol legí­timo cuando un tiro de Frank Lampard pegó en el travesaño y picó detrás de la raya. El lí­nea Espinosa no levantó el banderí­n y su connacional hizo seguir el juego. Por televisión se vio claramente que la pelota habí­a entrado, y picado unos 20 centí­metros detrás de la raya.

El incidente empañó un partido memorable entre dos gigantes europeos, en el que Alemania anotó dos goles tempraneros e Inglaterra reaccionó gallardamente, descontando a los 37. Un minuto después se produjo la jugada de la polémica, que negó a Inglaterra un empate 2-2.

"Estábamos jugando mejor en ese momento. El lí­nea, y el árbitro, cometieron un error increí­ble que arruinó todo", manifestó el técnico de Inglaterra Fabio Capello. "Los alemanes pudieron seguir jugando de contragolpe, que es algo que hacen muy bien. De haberse cobrado el gol, la historia hubiese sido distinta".

Alemania liquidó el duelo con dos letales contraataques coronados por Thomas Mueller en el complemento.

Miroslav Klose puso en marcha el triunfo a los 20 minutos con su 12do gol en Copas Mundiales, el cual lo dejó a tres del récord histórico de Ronaldo, quien tiene 15. Lucas Podolski aumentó a los 32 y Matthew Upson descontó a los 37.

FUENTE: Agencia AP