FÚTBOL Fútbol Internacional - 

Mina Bonino, esposa de Fede Valverde se pronuncia luego del comunicado de Baena

La esposa del jugador del Real Madrid CF Mina Bonino escribe en sus redes sociales sobre la polémica.

Mina Bonino, esposa del mediocampista del Real Madrid Federico Valverde se pronunció a través de su cuenta de Twitter después del comunicado de Álex Baena.

La polémica sigue después del partido del Villarreal y FC Barcelona, en donde Valverde agredió físicamente al jugador de 21 años de edad Álex Baena.

Mina Bonino en Twitter

"Imagínate que cuando tenes 14 semanas de embarazo te dicen que tu hijo no va a nacer, que viene con una trisomía incompatible con la vida, que podes tomar la opción de interrumpir el embarazo o esperar las pruebas invasivas donde los resultados tardan más de un mes".

"Imagina que te preparen para explicarte que vas a parir un hijo muerto, que la recuperación es rápida y que en dos o tres meses podes volverlo a intentar. Imagínate que mientras tanto, las redes sociales me dan el pésame porque se rumorea que perdí un embarazo, donde aún ni yo sabía".

"Imagínate desde los primeros días de enero hasta el 10 de febrero que llegaron los resultados concluyentes que yo esté en mi cama, acostada todos los días, gestando un bebé que NO SÉ SI VA A PODER NACER y mientras tanto, la vida siga. Imagínate mi cabeza y lo que tuve que soportar".

"Imagínate todo eso para que después de haberlo ‘superado’, te digan que te aprovechas de una desgracia. Me parte el corazón, y es verdad. Las palabras duelen más que cualquier golpe y no estoy preparada para tener que revivir todo esto de nuevo", señaló la esposa de Federico Valverde.

"Nosotros jamás incitamos a la violencia en ningún momento. Lamento que se hayan recibido amenazas, las cuales yo también recibo pero está fuera del alcance de mis manos. Nunca conté en profundidad lo mal que lo había pasado esos dos meses de incertidumbre", escribió.

"Me quiero quedar callada, no quiero darle vueltas al tema, pero por favor. Después de todo lo que pasamos, que yo tenga que leer que nos aprovechamos de una desgracia me duele".

"Hay un Dios que todo lo ve, que sabe la realidad y estamos tranquilos, pero están abriendo una herida que ni siquiera está cerrada porque hasta que no nazca el bebé no voy a tener paz mental. Hay límites que no deben cruzarse, no todo vale en el fútbol. No todo vale en la vida".

"Hay límites. Y el límite llega hasta el dolor directo que pueda ocasionar alguien. Y no soy vocera de nadie. Transmito MI dolor y si hay alguien que hoy no sale a hablar es porque no quiere revivir de nuevo lo que paso, y por el contrario, desea terminar con esto cuanto antes".

"La familia siempre está por delante de todo. Y siempre lo dije, el fútbol es lo menos importante de las cosas más importantes. Nuestra recompensa es que el embarazo siga bien y JAMÁS nos aprovecharíamos de una situación así. Gracias por entender", finalizó.