NFL 23 de enero 2022 - 18:38hs

NFL: Rams eliminan a los campeones Buccaneers

Los Rams vencieron sobre el final 30-27 a los Buccaneers de Tampa Bay y avanzan a la gran final de la conferencia nacional de la NFL.

A un paso de culminar una milagrosa remontada, Tom Brady y sus Tampa Bay Buccaneers cayeron este domingo 30-27 ante Los Angeles Rams en la ronda divisional de la NFL, acabando con las esperanzas del legendario 'quarterback' de sumar un octavo título.

En un partido de infarto, los Buccaneers, vigentes campeones de la liga de football americano (NFL), llegaron a ir perdiendo por 27-3 a siete minutos del final del tercer cuarto.

Brady comandó una espectacular remontada hasta poner el empate a 27 a 42 segundos del final, pero el pateador Matt Gay anotó el gol de campo decisivo para Rams sobre la bocina.

Considerado el mejor jugador de la historia, Brady se queda con siete trofeos en su palmarés, récord de la NFL, y su futuro deportivo está envuelto de dudas a sus 44 años.

Los Rams, que aspiran a clasificar al Super Bowl del 13 de febrero en su SoFi Stadium de Los Ángeles, jugarán la final de la Conferencia Nacional ante los San Francisco 49ers, verdugos el sábado de los Green Bay Packers.

El equipo angelino, cuarto cabeza de serie de la Nacional, no disputaba una final de conferencia desde 2018, cuando cayó después en el Super Bowl ante los New England Patriots que lideraba Brady.

"Sabíamos no iba a ser fácil", declaró el mariscal de campo angelino, Matthew Stafford, tras el juego. "Les dejamos meterse en el partido con grandes errores pero este es un equipo muy duro".

Brady completó 30 de 54 pases para 329 yardas, un touchdown y una intercepción.

Hasta la segunda mitad, el mariscal de campo no pudo sacudirse el acoso y derribo de una defensa de élite que reúne a los estelares Aaron Donald, Jalen Ramsey y Von Miller.

Frustrado, Brady llegó a jugar con el labio ensangrentado en el segundo cuarto tras un impacto con Von Miller por el cual los árbitros penalizaron al 'quarterback'.

La primera parte acabó con un pase interceptado a Brady, que se marchó furioso al vestuario con una inesperada desventaja de 20-3.

En esta nota: