Béisbol Béisbol -  6 de enero 2010 - 00:00hs

Jason Bay es presentado como jardinero izquierdo de los Mets

NUEVA YORK (AP). Un sonriente Jason Bay se puso su nuevo uniforme de los Mets de Nueva York y acto seguido rechazó un par de rumores hirientes al señalar que no tiene problemas en el hombro ni con su deseo de jugar en Nueva York.

Mientras un sol brillante se derramaba por un ventanal de uno de los salones exclusivos del equipo en el Citi Field, el flamante jardinero izquierdo de los Mets sólo habló de las cuestiones positivas de un equipo que la temporada pasada tuvo una vergonzosa foja de 70-92 después que una cadena de lesiones arruinó la primera campaña del club en su nuevo estadio.

"No habrí­a firmado un contrato si no quisiera estar aquí­ o si no estuviera contento. Este es uno de los mejores dí­as de mi vida", afirmó Bay el martes. "Ellos (los Mets) tienen un gran grupo de bateadores, y posiblemente al mejor pitcher del béisbol. ¿Qué podrí­a no gustarme?"

El contrato por cuatro años y 66 millones de dólares, que devuelve a Bay a un equipo que lo tuvo varios meses en el 2002, podrí­a alcanzar un valor de 80 millones de dólares si se incluye una opción para una quinta temporada.

Esa opción para la campaña del 2014 a cambio de 17 millones de dólares quedarí­a garantizada si Bay acude a la caja de bateo en 600 ocasiones en la temporada del 2013 o tiene 500 turnos al bate en las del 2012 y 2013, algo que ha hecho en cada una de sus últimas seis campañas completas con excepción del 2004, cuando fue el Novato del Año con los Piratas de Pittsburgh.

Bay aprobó su examen fí­sico de rutina el lunes, algo que no es poca cosa para los Mets, los cuales tienen un equipo lleno de astros que se perdieron una fracción importante de la temporada del 2009 debido a sus lesiones, entre ellos los puertorriqueños Carlos Beltrán y Carlos Delgado, el dominicano José Reyes, David Wright y el venezolano Johan Santana.

En esta ocasión se esperan muchas cosas importantes de Bay, cuyo principal logro en su estancia previa con la organización fue llevar a Reyes en automóvil al estadio y de regreso cuando ambos jugaban con la sucursal de Binghamton, de categorí­a Doble A.

Bay, un pelotero de 31 años que ha participado tres veces en el Juego de Estrellas, impuso marcas personales de 36 jonrones y 119 carreras remolcadas la temporada pasada con los Medias Rojas de Boston. Los Mets tienen la esperanza de que los ayude a reanimar una ofensiva que tuvo apenas 95 jonrones en toda la temporada, la cifra más baja de la liga, de los cuales 49 los conectaron de locales.

Los Mets aún tienen muchos huecos por cubrir si desean competir con los Filis de Filadelfia, campeones de la Liga Nacional, y con los Bravos de Atlanta, que se han armado sólidamente. Por ello, el dominicano Omar Minaya, gerente general de la escuadra neoyorquina, está explorando las opciones a su alcance.

Entre ellas se encuentra la contratación del receptor puertorriqueño Bengie Molina, que es agente libre, y también están interesados en un abridor como el boricua Joel Piñeiro.

Los Mets están observando a Delgado, quien bateó el domingo de 4-1 en la liga de béisbol profesional de Puerto Rico, en lo que fueron sus primeros turnos al bate luego de que fue operado de la cadera en mayo.

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: